Juan Manuel Parra, del realismo al clasicismo de un joven escultor que ha dejado huella en el arte cofrade



Han pasado más de dos años desde que Huelva Buenas Noticias daba a conocer las obras de un joven de Rociana, entonces de tan sólo 25 años, que había logrado impactar al mundo cofrade por su forma de interpretar la imaginería, unas creaciones tan realistas que parecían que fueran a cobrar vida en cualquier momento.
Detalle de los ojos.
Detalle de una de sus obras más conocidas.






Su nombre no es otro que el de Juan Manuel Parra Hernández, un imaginero estudiante de Bellas Artes en la Universidad de Sevilla, formado durante más de tres años con la imaginera sevillana Lourdes Hernández Peña y que con una formación académica anterior en la Escuela de Artes, Grado Medio de Vaciado y Moldeado Artístico y Grado Superior de Escultura.
El joven se siente identificado con el estilo de estas dos figuras, expuestas en la muestra 'Duelo y Tristeza' en Málaga.
Imagen de las dos figuras de Parra expuestas en la muestra ‘Duelo y Tristeza’ en Málaga.
Premio Huelva Joven en la modalidad de Arte en el año 2008, este escultor consiguió que el mundo cofrade mirara hacia Huelva después de las figuras que realizó de la Virgen y San Juan para la exposición ‘Duelo y Tristeza’, que se realizó en la cafetería Puerta Oscura, de Málaga.
Imágenes como ésta han impactado al mundo cofrade.
Imágenes como ésta han impactado al mundo cofrade.
Fueron dos creaciones que tuvieron una enorme repercusión, dado que las figuras parecían fotografías de personas reales, más que esculturas. El autor, apasionado de la anatomía, es consciente de que sus creaciones no han dejado indiferente.
Las últimas obras de Parra se enmarcan dentro del estilo clásico.
Las últimas obras de Parra se enmarcan dentro del estilo clásico.
Sin embargo, a pesar del impacto de estas esculturas, el trabajo desarrollado por este joven imaginero ha sido mucho más amplio, ya que no ha parado de trabajar en ningún momento. Es más, sus últimas obras nada o poco tienen que ver con la Virgen y el San Juan del ‘Duelo’. Porque desde el estilo realista se ha centrado en los últimos tiempos en el clasicismo, discurriendo desde el Romanticismo al Barroco.
Siente especial cariño por la imagen del Cristo del Amor de Rociana, primera que realizó de cuerpo entero.
Siente especial cariño por la imagen del Cristo del Amor de Rociana, primera que realizó de cuerpo entero.
Es más, ya en 2013, Juan Manuel nos comentaba que “aunque el realismo es el estilo con el que me siento más identificado, también me apasiona todo lo clásico”. Y así se ha demostrado en otras muchas obras que ha realizado. Entre ellas, el artista siempre destaca la imagen del Santísimo Cristo del Amor de Rociana, ya que “fue mi primera imagen a tamaño natural que procesiona en Semana Santa”.
El rocianero realizando la imagen de una dolorosa.
El rocianero, realizando la imagen de una dolorosa.
Pero el arte, como las personas, también es evolución y crecimiento. Y así se puede constatar en sus últimos trabajos. Según nos explica Juan Manuel Parra, “en estos momentos me cogéis terminando de modelar una imagen de un Cristo de la Santa Cena de Ayamonte. Es una figura destinada a una hermandad que está en proceso de constitución en la localidad y que pronto presentará el boceto de la obra. Llevo trabajando en este proyecto desde el pasado mes de noviembre”.
Sus últimas creaciones muestran la evolución de este artista.
Sus últimas creaciones muestran la evolución de este artista.
Otros trabajos en los que está inmerso esuna virgen de Ntra. Sra. del Sagrado Corazón, en talla completa y a tamaño natural, que ha sido un encargo de un convento de monjas de Jerez, imagen que tiene previsto procesionar a partir del próximo año en el mes de mayo. Su objetivo es sustituir a una imagen seriada y la entregará el próximo mes de enero.
Cristo de Vera Cruz a su paso por carrera oficial en el Viernes Santo moguereño del pasado año 2015.
Cristo de la Vera Cruz a su paso por carrera oficial en el Viernes Santo moguereño el pasado año 2015.
Además, Parra también realizaba el pasado año una intervención en la imagen del Cristo de la Vera Cruz de Moguer y, anteriormente, llevó a cabo una dolorosa a tamaño natural influenciada por la escuela granadina, muy alejada del realismo. “Una figura que es para un cura de Granada, quenos evoca las imágenes de José de Mora, con los ojos de cristal pintados a mano y realizada en madera de cedro. Me gusta mucho cómo ha quedado y es totalmente opuesta al realismo”, nos comenta el joven.
Ha realizado obras muy diferentes.
Ha realizado obras muy diferentes.
Una Inmaculada de talla completa para Málaga, una Virgen del Rocío a tamaño natural para la Hermandad del Rocío de Albacete, encargos de particulares…, son algunos de los últimos trabajos en los que ha estado o está inmerso y que se unen a otras obras llevadas a cabo con anterioridad, como dos ángeles para la  Cruz de la calle El Pozo de Bonares o una Virgen del Carmen a tamaño natural para el municipio cordobés de Peñarroya-Pueblonuevo.
En cualquier caso, el imaginero deja claro que estas últimas obras “son más clásicas, porque el realismo lo enfoco más a mis trabajos más personales. Es cierto que a todas las imágenes les doy mi toque, por ejemplo, a la hora de hacer el pelo o las pestañas, pero los titulares me gustan que estén dentro de un estilo clásico, porque es lo que funciona mejor dentro de una cofradía”. Y es que tiene claro que “no me voy a quedar en un solo estilo. Me gusta todo”.
A la hora de hacer imágenes de una cofradía  siempre sigue un estilo más clásico.
A la hora de hacer imágenes de una cofradía siempre sigue un estilo más clásico.
Tanto es así que, aunque sus últimos trabajos se estén centrando en lo clásico, Juan Manuel también tiene en mente otros proyectos. Entre ellos, nos adelanta que “dentro del realismo quiero hacer una Magdalena Penitente. Mi objetivo es exponerla cuando la tenga terminada, porque estoy seguro que llamará la atención”. Además, también se ha marcado un reto personal: hacer un crucificado desde cero, desde el tronco de la madera, como se ejecutaba en los siglos XVII-XVIII.
Está recibiendo mu buenas críticas a sus obras.






Está recibiendo muy buenas críticas a sus obras.
Sobre las críticas que están recibiendo sus obras, el autor nos asegura que “últimamente los comentarios son muy buenos. La gente es consciente de que las figuras que realicé para la exposición ‘Duelo y Tristeza’ es una obra mía muy personal, que me apeteció ejecutarla para llegar a ese extremo, pero que también soy capaz de hace otro tipo de obras muy diferentes. Y así lo he demostrado, por ejemplo, con la escultura que he hecho para Granada. Porque no sólo hago realismo, sino también lo clásico. Así que las palabras que estoy recibiendo son muy buenas”.
También ha realizado trabajos opuestos al realismo.
También ha realizado trabajos opuestos al realismo.
Con todo, tiene claro que “mi arte ha evolucionado. Para mí, la evolución creo que es desde el realismo, pero siempre buscando que las imágenes atrapen al espectador, no sólo por la estética sino por lo que transmiten. Todos sabemos que la Virgen del Rocío, la Esperanza o la Victoria de Huelva son imágenes que nos atrapan cuando las vemos. Así que sigo indagando en este sentido, dentro de diferentes corrientes. No quiero encerrarme en ningún estilo”.
Detalle de una de sus últimas obras.
Detalle de una de sus últimas obras.
Con esta filosofía, Juan Manuel Parra se despide en esta entrevista “invitando a los onubenses a que vean mi obra. Es cierto que nunca he trabajado en Huelva capital, pero me siento muy afortunado porque tengo mucho trabajo en la provincia. Es un placer que te apoyen en tu tierra y así está sucediendo también en mi pueblo natal, en Rociana”. Unas palabras de un artista onubense que todavía tiene mucho que decir.





No hay comentarios

Deje su Opinión...

<