El IMV subvencionará la reparación de la iglesia del siglo XVIII que es sede de la Cofradía de Viñeros de Málaga



El Instituto Municipal de la Vivienda (IMV) va a subvencionar la reparación del interior de la iglesia de Santa Catalina, ubicada en la calle Andrés Pérez, en la que tiene su sede la Cofradía de Viñeros, con un total de 163.611 euros. Está previsto que el consejo rector de este organismo del Ayuntamiento dé luz verde este viernes a esta actuación, que será desarrollada por el Obispado de Málaga, propietario del edificio, con un plazo de ejecución de unos seis meses.



El proyecto, redactado por el arquitecto técnico Pablo Pastor, supondrá la renovación eléctrica de este edificio del siglo XVIII, así como el saneado de las humedades que presentan las zonas inferiores de sus muros, la reparación y pulido del suelo, y la aplicación de una nueva pintura. Además, se realizará un nuevo aseo en la sacristía.




Esta iglesia perteneció en su origen al convento de las monjas dominicas, que se marcharon hace 12 años por la falta de vocaciones. Actualmente, el convento, separado ya físicamente de la iglesia, pertenece al grupo de enseñanza de idiomas Enforex, que pretende hacer aquí un centro formativo y una residencia para estudiantes.

El hermano mayor de la Cofradía de Viñeros, Leopoldo Guerrero, ha señalado que el inicio de las obras dependerá del momento en que el Obispado culmine los trámites para recabar la correspondiente licencia del Ayuntamiento y se contrate a la empresa que la llevará a cabo. La cofradía ya tiene previsto dar culto a sus imágenes titulares durante los trabajos en la parroquia de los Santos Mártires, cuya rehabilitación está también proyectada pero, por el momento, frenada.

diariosur

No hay comentarios

Deje su Opinión...