Un estudio propone llevar la carrera oficial al Paseo Colón y la Puerta de Jerez

Del resultado de las elecciones al Consejo de Cofradías del próximo 15 de noviembre se sabrá si, finalmente, se le dará carpetazo al asunto de la reforma de la Carrera Oficial o, por el contrario, la junta superior seguirá estudiando diversos planes alternativos a la actual, ya que hasta ahora todos han sido infructuosos. Con independencia de si en los comicios gana Francisco Vélez o Antonio Piñero, existe una elaborada propuesta que plantea llevarse el recorrido oficial de las cofradías al Paseo Colón, y de allí continuar por Almirante Lobo, la Puerta de Jerez y la Avenida de la Constitución, antes de entrar en la Catedral por la puerta de San Miguel y salir por la de Palos.



Su autora es Regina Montero Santos, graduada en Protocolo y Organización de Eventos por la Universidad Europea, que ha desarrollado un estudio titulado «El protocolo y la organización de la Semana Santa de Sevilla», en el que analiza los problemas que tiene la actual Carrera Oficial y ofrece una alternativa que no conlleve una pérdida de abonos ni de ingresos.

La profesional que ha elaborado el trabajo es, precisamente, la hija de Francisco Montero, uno de los últimos silleros y el autor material de la Carrera Oficial. Arquitecto de profesión, admite a ABC de Sevilla que este espacio en la actualidad «no cumple la legalidad en materia de seguridad», y pone como ejemplo la Campana, donde «hay zonas con 49 filas sin ningún pasillo de evacuación en medio, cuando la normativa obliga a que cada doce filas haya uno».

Así, Regina Montero propone como alternativa un nuevo itinerario, distinto a los ya conocidos, que «han resultado inviables». Esta profesional considera que «da igual que se trate de la calle Sierpes, Tetuán o Méndez Núñez: todas ellas son estrechas, tortuosas y con los mismos problemas».

Por ello, parte de la premisa de que «el único lugar que hay que mantener es la llegada a la Catedral, y hemos de buscar un recorrido alternativo que se corresponda con el siglo XXI en el que vivimos, y no con el XIX». Esta espacio «que permita condiciones óptimas para desarrollar un evento con carantías de visibilidad y de seguridad, debe reunir las siguientes condicines: las características de monumentalidad, que esté cercano a la Catedral, que sea un espacio abierto y amplio y de acceso fácil». Luego, llega a la conclusión de que ese espacio debe ser el Paseo de Colón, como eje fundamental, siguiendo por Almirante Lobo, la Puerta de Jerez y la Avenida de la Constitución. En total, serían 1.200 metros de recorrido frente a los mil actuales.

https://sevilla.abc.es/pasionensevilla/actualidad/noticias/estudio-propone-llevar-la-carrera-oficial-al-paseo-colon-la-puerta-jerez-133857-1537979981.html






Aforo
Este estudio, que cuenta con planos y mediciones concretas, eleva a 39.247 sillas en el itinerario propuesto, unas 3.000 más que la actual. El palquillo del Consejo de Cofradías se ubicaría en el Paseo Colón esquina con Adriano. Desde allí, se proyectan 17.742 sillas hasta la esquina de Almirante Lobo, donde se instalarían dos tribunas. A lo largo de esta calle, se situarían un total de 3.724 asientos. En la Puerta de Jerez, por su parte, habría otras 1.187, además de otras dos tribunas en la salida de Almirante Lobo. Montero plantea que en la iglesia de Santa María de Jesús, perteneciente al Consejo de Cofradías, se ubique un palquillo de toma de horas. El recorrido continuaría por la Avenida, de forma similar a como lo hace actualmente pero en el tramo que va desde la Puerta de Jerez a la Catedral. Allí se instalarían 5.130 sillas y una tribuna en Fray Ceferino González, entre el Archivo de Indias y el magnolio de a Catedral. Al salir por la Puerta de Palos, habría también 3.360 sillas en la plaza Virgen de los Reyes. En total, las tribunas citadas contarían con 4.820 asientos.

El estudio especifica también el tipo de estructuras que debería instalarse, pasillos de seguridad y hasta los urinarios. Además, expone cómo deben ser las propias sillas para que cumplan la legalidad, «ya que las actuales son demasiado pequeñas y no tienen el espacio entre ellas que debería tener».

Llegada de las cofradías
Lo único que no prevé el estudio es el itinerario que deben seguir las cofradías para llegar a este punto. No obstante, sugiere una solución para llegar hasta el Paseo Colón, que tendría varios accesos: Reyes Católicos o Puente de Triana, Adriano y el Muelle de la Sal. Este último, para las cofradías que provengan del sur de la ciudad. Montero afirma que existe una rampa no excesivamente inclinada que conecta, a la altura del monumento a Chillida, el muelle con el Paseo. Sin embargo, la peligrosidad que tendría la caída al río debería estar regulada mediante un «aforo controlado» y una presencia alta de las fuerzas de seguridad.

Para poder llevarlo a efecto, Montero considera que «no cabe la menor duda que ello comporta una inversión económica», aunque considera que «sería aprovechable casi toda la tramoya de la que dispone el Consejo, desde la estructura de los palcos a las tribunas, barandas y colgaduras».

Otras Entradas relacionadas

cargando...

Comentarios

Publicar un comentario

<