.

La Estrella Sublime

09 julio 2018

send email
print this page
Vamos a desmontar es una marcha muy conocida por todos: La Estrella Sublime del compositor Manuel López Farfán, uno de los compositores más laureado en la historia musical de nuestra semana santa ya que tiene muchísimas piezas dedicada a las cofradías sevillanas.La Estrella Sublime






Tengo varias razones para empezar por este maravilloso autor, la primera la revolución que formó esta marcha allá por los años 20 del pasado siglo, ya que la incorporación de las cornetas en este estilo musical las introdujo el genio de San Bernardo. La segunda, es hacia mi persona, ya que Farfán vivió varios años en el que es mi pueblo natal, Coria del Río. Estuvo varios años aquí e intentó montar una orquesta sinfónica en la antigua Caura, cosa que al final no pudo ser. Y por último, porque es una marcha que para empezar nos puede venir muy bien ya que tiene muy definida todos los cambios armónicos y sus estructuras.
Comenzamos pues por el análisis de la Marcha La Estrella Sublime:
Lo primero que tenemos que decir es que está escrita para plantilla completa de banda de música, en el guión aparecen: Flauta, Oboe, Fagot, Requinto, Clarinete Principal, Clarinetes 1º,2º,3º, Clarinete Bajo, Saxo Soprano, Saxos altos 1º,2º, Saxo Tenor 1º,2º,Saxo Barítono, Fliscornos  1º,2º, Trompas en fa 1º,2º,Trompetas 1º,2º, Cornetas, Trombones 1º,2º,3º, Bombardino, Tubas, Cajas y Bombo y Platos.
Introducción
-Los primeros ocho compases son una introducción de la marcha en la tonalidad de Do mayor, además utiliza una técnica muy usada como es los estrechos. Para que todos entiendan, los estrechos son un principio motívico que hace una voz y nada más termina lo empieza otra voz distinta, mientras que la que lo ha hecho primera sigue haciendo otra cosa. (Foto numero 1).Foto 1
-Los acordes utilizados  en esta introducción son todos con el acorde de tónica o primer grado (Do-Mi-Sol)  combinándolos entre estado fundamental, primera inversión e incluso segunda inversión. Esto significa que no siempre el acorde empieza por Do, dentro del acorde antes comentado podría empezar por Mi o Sol y luego desplegar el acorde. Hasta el compás seis no cambia al V (quinto) grado de la tonalidad para volver a la tónica y luego en el compás ocho hacer una cadencia perfecta V-I.
TEMA A
A partir del compás 9 comienza lo que podríamos llamar el tema A, donde la madera (Clarinetes, Flautas etc) comienzan la primera melodía de la marcha, esta va a durar otros 8 compases como la introducción. Cómo ven los compases son todos en números pares ¿Casualidad? No, esto viene del periodo clásico dentro la historia de la música. Además estos compases se van a repetir para formar una estructura de 16 compases, apreciarán que  volvemos a los números pares.  En este tema A debemos mencionar que además de la melodía ya antes mencionada, la cornetería  va haciendo como una segunda melodía, que complementa a la madera.
En cuanto a la armonía en el compás 9, empieza con la tónica de Do Mayor, en el compás 10 hace un V grado en segunda inversión para volver en el compás 11 a la tónica Do, pero ocurre algo muy curioso, ya que justo detrás viene un acorde La-Do-Mi,  relativo menor de Do Mayor, por lo que podemos decir que el acorde de antes puede ser dos cosas o I de Do Mayor o tercero de La menor. ¿Por qué tercero? Es un modo de enfatización o modulación muy recurrente sobre todo en la época del romanticismo musical. En el compás 12 aparece Mi-Sol sostenido- Si, ese Sol sostenido nos afirma que la marcha ha enfatizado a La menor, ¿Y por qué enfatiza y no modula?La respuesta es clara: en el compás 13 aparece el acorde Fa-La-Do cuarto grado de Do mayor y en el compás 14 vuelve al primer grado en segunda inversión de Do Mayor, si fuera una modulación permanecería varios compases en La menor cosa que no ocurre. (Foto 2)Foto 2
FUERTE DE BAJOS
Aquí sí podemos hablar de que se produce una modulación, ya que todo este tema está en La menor. Lo sabemos porque el Sol sostenido aparece continuamente durante todo el tema; además en el fuerte de bajos podemos apreciar  apoyaturas (segundo compás del fuerte de bajos) donde el La corchea descansa sobre el Sol sostenido.  Foto 3.
Al final de este fuerte de bajos se producirá lo que llamamos el acorde puente donde el acorde Sol-Si-Re hace acorde puente como VII grado en La menor y V grado de Do Mayor. Decimos esto porque la marcha vuelve al Tema A en la tonalidad de Do Mayor.Foto 3
TRÍO
Una vez terminado el fuerte de bajos se repite el Tema A  y de ahí pasamos a lo que llamamos trío. Es la última estructura que nos encontramos dentro de la marcha. El autor hace una modulación a una tonalidad vecina (muy común en aquella época) FA Mayor. Decimos que es una tonalidad vecina porque pasamos de no tener nada en la armadura a tener un bemol. Es curioso porque esta parte empieza con una introducción de 4 compases donde las tubas comienzan con un mordente de varias notas  que va desde la nota Do hasta Fa, V-I. Como hemos referido, tiene 4 compases de preparación, a partir del tercer tiempo de este cuarto compás comienza la melodía en la madera, todo en un área tonal (siempre primer grado de la tonalidad Fa Mayor).  Sigue en el primer acorde de la tonalidad  hasta el compás 9 (empezando a contar desde que empieza el trío) y cambia al V grado de la tonalidad y luego vuelve al primer grado. En el compás 15 volvemos a encontrarnos una enfatización pero esta vez lo podemos llamar un préstamo de tonalidad. ¿Y por qué decimos eso? El autor coge un préstamo de la tonalidad, si recuerdan estamos en Fa Mayor pero esta vez el autor coge prestado el IV grado de la tonalidad de Fa menor, en el compás 18 vuelve al V grado de la tonalidad de Fa Mayor y ya vuelve al I grado de la tonalidad. Luego repite la melodía del trío y los bombardinos junto con los saxos tenores y altos hacen lo que llamamos un contrapunto (una segunda melodía que complementa a la primera). Al final de la marcha encontramos varios ejemplos de cómo cumplir las reglas de la armonía, en el compás 33 encontramos una acorde con quinta aumentada utilizando el cuarto grado de Fa menor  y luego, y esto es lo curioso, no resuelve el fa sostenido ya que suprime la quinta del acorde de la dominante de Fa Mayor  DO porque el V grado (Do) contiene una séptima por lo que la regla de la armonía permite poder suprimirla y tener que resolver esa quinta aumentada. Además observamos como una séptima de dominante debe resolverse ,que es hacia abajo y no donde a la gente le da la gana. La marcha finaliza con una cadencia perfecta V-I. Foto 4.Foto 4
Pues queridos amigos y lectores esto ha sido un primer análisis de una marcha que pudieron ver cómo se hace. Observarán que  aquí no cabe lo romántica que es la melodía o si el compositor estaba emocionado de la vida. Aquí hablamos de cómo se hace la música de verdad y los conocimientos mínimos que hay que tener; La Estrella sublime fue una innovación en su época, actualmente también hay compositores que están evolucionando en este estilo y están haciendo que esta estructura tan fácil y esta armonía tan legible desaparezca un poco a los ojos de los músicos profesionales, cosa que apreciamos siempre que esté bien hecho. Hay otros sin embargo que no saben lo que hacen o evolucionan tanto que se creen los nuevos Arnold Schönberg  y no saben ni lo que están haciendo, aunque sean músicos profesionales.
Sin más quedan emplazados al siguiente análisis que serán piezas menos conocidas o nuevas dentro de este estilo, o del mundo de Cristo. Ya saben que pueden pedir la marcha que quieran que analicemos por mediación de este portal o por mi twiter personal: @Diegueztuba89







La Estrella sublime interpretada por la Banda de Música de la Puebla del Río, durante los conciertos solidarios de cuaresma celebrados en El Santo Ángel. Vídeo canal youtube El Palquillo


Como curiosidad: La Estrella sublime interpretada por la Agrupación Musical Santa María Magdalena de El Arahal


http://elpalquillo.es/la-estrella-sublime-14842-2/#

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deje su Opinión...