Los pasos más populares de la Semana Santa de Andalucía: la Esperanza de Málaga





La Esperanza de Málaga el Jueves Santo de 2015 / DIARIO SURPara explicar la Semana Santa de Málaga habría que utilizar varios libros por lo extenso que sería. Al igual que la nuestra, esta fiesta religiosa cuenta con un estilo propio, caracterizado sin duda alguna en los tronos, la denominación de lo que en Sevilla se conoce como un paso. Son, en su mayoría de grandes dimensiones.
Málaga cuenta con personalidad pero a su vez, también tiene similitudes. Esta Semana Santa destaca por contar con auténticos altares que ponen en la calle de enorme envergadura, con casas de hermandades que son auténticos palacios y museos que están abiertos continuamente.
Todo ello, proviene después de la posguerra. Por aquel entonces Obispo de Málaga y Arzobispo de Granada, Balbino Santos, prohibió que las hermandades hicieran estación de penitencia desde sus templos a causa de molestias con los cofrades.
Tiempo después, las hermandades instalaban los llamados «tinglaos», que no era otra cosa que la instalación de carpas donde se montaban los tronos para salir. Al no tener problemas de medidas, los tronos comenzaron a levantarse con colosales dimensiones.
De ahí, se pasó a construir las casas de hermandades con grandes puertas que a día de hoy, es desde donde realizan las estaciones de penitencia aunque existen otras, que salen de iglesiascomo sucede por ejemplo con la hermandad de los Dolores o Fusionadas desde el templo de San Juan. En los días previos al Domingo de Ramos, las imágenes son trasladadas para ser entronizados en sus respectivos tronos.
Dentro de los más destacables en la Semana Santa malagueña está el de la Virgen de la Esperanza, la devoción más popular de esta localidad. Se trata de una hermandad fundada en el convento de los dominicos en la época de los Reyes Católicos. Corporación perteneciente al gremio de los toneleros.
Esta tierra, fue de las más afectadas por los terribles sucesos del siglo XX, más que Sevilla, llegando a perder gran parte de su patrimonio religioso que cada corporación ha ido levantando desde entonces hasta la actualidad.
Esta hermandad reside en la basílica de la Esperanza situada en la collación de San Carlos y Santo Domingo, unida a su casa de hermandad y varias dependencias donde llevan a cabo su plan pastoral.

Imagen

La Virgen de la Esperanza es una talla de candelero anónima del siglo XVII. Durante su historia ha tenido dos grandes restauraciones, la de Adrián Risueño después de la guerra civil, mientras que en 1969, hizo lo propio Luis Álvarez Duarte que talló las actuales manos de la dolorosa. Su estilo de vestir es muy parecido al creado por Pepe Garduño en la Macarena.
Es la segunda dolorosa coronada de Málaga tras la Virgen de los Dolores de la hermandad de la Expiración. El 18 de junio de 1988, la Virgen de la Esperanza era coronada canónicamente. En 2013, realizó una salida extraordinaria por el 25 aniversario de la coronación.

Trono

Antes del actual trono, la Virgen de la Esperanza salió provisionalmente en uno de flores, al haber perdido la hermandad prácticamente todo el patrimonio, mantenido sólo en la actualidaden la hermandad de las Penas como tradición. Entre los años 1943 y 1945, el diseñador malagueño, Adrián Risueño Gallardo, inspirado en el destruido en 1931.
Andrés Cabello y Luis Ramos Rosas, son dos personas importantes que también contribuyeron a su confección. Se concluyó en 1949, terminada en 1961.
Manuel Carmona es el autor de las figuras del trono en lo que nosotros llamamos canasto dorado con oro de 22 quilates. Lucen apóstoles y santos relacionados con la corporación con escenas de la Pasión de Cristo.
En el centro, Santa Teresa de Jesús, doctora de la iglesia y patrona del cuerpo militar de la Intendencia, hermano mayor honorario de la hermandad y los santos San Ciriaco, Santa Paula, San Carlos y Santo Domingo. En la izquierda, una capilla con la alegoría de la Fe con la presencia de seis santos, mientras que en la derecha se representa a la Caridad, también con seis tallas de santos. Por último, en la trasera se exponen cuatro figuras similares a la del resto del conjunto.
En 1945, se sustituye la mesa de un trono que por aquella época pesaba unos 7.000 kilos. Vicente Caffarena es el encargado de la proyección. El director general de Iberia regaló restos de un avión que gracias a la colaboración de Eduardo K.L. Earle, propietario de un horno de duralumino en Bilbao, fueron convertidos en las piezas proyectadas por Caffarena.
El trono de la Virgen de la Esperanza de Málaga cuenta con estas medidas y unos 5.000 kilos de peso:
– 5,70 m. de longitud
– 3,85 m. de anchura
– 1,30 m. de altura media del cajillo
– 5,85 m. de altura total desde la base de la mesa hasta la crestería del palio.
– 13,70 m. de longitud de varales.
En cada esquina, el palio contiene un arbotante, lo que nosotros denominamos como candelabros de guardabrisa. De 16 puntos de luz cada uno y de forma acampanada. Los varaleso barras, este último como ellos llaman, se realizan en 1946 en el taller de Lama de Córdoba.
En cuanto al bordado, el taller de la Trinidad realiza el techo bordadas con hilo de oro y marfil sobre terciopelo verde y las bambalinas en malla. La gloria del centro está representado con el medallón de la Encarnación, situado en la fachada central de la Catedral de Málaga. En las bambalinas, se incluyen tanto el escudo corporativo como el de la basílica, incluyendo en el interior, los lemas devocionales de la hermandad inscritos en castellano y latín, enmarcado en un palio de estilo barroco.
Las religiosas Adoratrices de Málaga fueron las encargadas de hacer el manto en 1952, réplica exacta al desaparecido en 1931. Esta pieza consta de 7,50 m. de longitud.

Cofradía

La hermandad saca dos tronos en la noche del Jueves Santo, el de Jesús y el de la Virgen de la Esperanza. Su estación de penitencia es de algo más de seis horas de duración.
Esta corporación cuenta con dos tipos de túnicas, la del Señor que es de terciopelo morado con cordón de seda amarillo, trenzado en la cintura, con guantes blancos, calzado negro de charol con hebilla y escapulario. En la Virgen, la misma túnica pero de color verde. Hasta los años 20 del siglo pasado, las túnicas de esta hermandad eran negras.
La Esperanza cuenta con unos 5.500 hermanos, de los que 1460 forman parte de la cofradía, siendo 700 nazarenos, y más de quinientos hombres de trono. La banda que acompaña a la Virgen tras el trono es la de la Esperanza.
En Málaga, son hombres de trono los que portan a sus imágenes. Lo portan sobre los hombros apoyados en unos varales que recorren todo el trono. Es conocido como el submarino de la Esperanza, famoso por llevar hombres que van debajo que van completamente tapado y sin ver nada. Sin duda, es el deseado porque todos los hombres de trono de Málaga aspiran algún día a llevarlo.
Como curiosidad final, se mantiene la tradición de las bendiciones del Nazareno en la plaza de la Constitución, llamado representación del paso. En la actualidad, en ese lugar se lee un poemamientras que los fieles se arrodillan o inclinan la cabeza en señal de veneración.





Vídeos: El cirial, alan war, Antonio Gómez, la cámara cofrade, garcí cofrade, Daniel Martín




Otras Entradas relacionadas

cargando...

Comentarios

Publicar un comentario

<