Publicidad

.

Candelaria de Chicote y Herrera

06 mayo 2018

send email
print this page
Perico Chicote en la CandelariaAcaso el apodo de El Planeta, remoquete de José Ruiz Escamilla, el vecino de la collación de San Nicolás que impulsó en 1921 la fundación de la cofradía, fuese premonitorio en cuanto a la propagación de la piedad y el culto hacia el Señor de la Salud y María Santísima de la Candelaria. Pedro Chicote -«por favor, prefiero Perico», le aclaró a Paco Amores en ABC-, el gran barman madrileño de fama internacional, no faltó jamás a la estación de penitencia del Martes Santo desde finales de los años 30.
Chicote, en cuyo célebre establecimiento el doctor Jiménez Díaz logró de estraperlo en 1944 la penicilina que le salvó la vida, cumplió así una promesa que le hizo a la Virgen en Sevilla a finales de 1936 si su madre lograba salir del Madrid republicano. El barman de Ava Gardner fue enterrado el día de Navidad de 1977, fecha en que murió Charles Chaplin.





Carlos Herrera -«locutor de ustedes», almeriense recriado en Cataluña, sevillano para siempre- había oído hablar a sus padres de la belleza de la Candelaria, hermosura que ya había subyugado a su abuelo paterno, juez militar en Sevilla. Cuando en 1977 se estableció en la ciudad, el azar quiso domiciliar al hoy diputado de Caridad de la cofradía en la calle Conde de Ibarra, cerca, muy cerca de San Nicolás…
Carlos Herrera llama al martillo de la Candelaria
Carlos Herrera llama al martillo del Señor de la Salud de la Candelaria

http://sevilla.abc.es/pasionensevilla/actualidad/noticias/tramo-antiguo-candelaria-de-chicote-y-herrera-90482-1456704923.html

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deje su Opinión...