Diez crucificados destacados de la provincia de Sevilla

Si hay algún tipo de imagen que despierta gran devoción en la provincia de Sevilla, sin duda alguna tendríamos que reducir el grupo a dos: los nazarenos y los crucificados. En Pasión en Sevilla nos detenemos en este último grupo para hacer un recorrido por diez de los más destacados de los pueblos y ciudades de Sevilla. Son muchas las hermandades que tienen como titular a un Cristo crucificado, y aquí se muestran algunos:

Cristo de la Expiración de Morón de la Frontera

El Santísimo Cristo de la Expiración / J. L. MÁRMOL
El Santísimo Cristo de la Expiración / J. L. MÁRMOL




El Santísimo Cristo de la Expiración es la imagen titular de la hermandad de la Santa Cruz de Morón de la Frontera, popularmente conocida como La Compañía. Se trata de una de las hermandades más importantes de la localidad. Realiza su estación de penitencia en la tarde del Jueves Santo y es, sin lugar a dudas, uno de los desfiles procesionales más espectaculares de la ciudad.
El Cristo de la Expiración es del imaginero Antonio Illanes, una de sus obras más importantes. Se bendijo en 1931 y muestra al Señor en el momento de su último aliento. Es de madera policromada y tamaño natural.

Cristo del Perdón de Utrera

Un momento de la procesión del Cristo del Perdón / ALBERTO FLORES
Un momento de la procesión del Cristo del Perdón / ALBERTO FLORES
Nos desplazamos hasta Utrera para hablar del Santísimo Cristo del Perdón, de la hermandad de los Muchachos de Consolación. El pasaje evangélico en el que encuadraríamos la imagen es en el que Cristo, ante las burlas de los fariseos y los romanos, dirigía al cielo las palabras de «Padre, perdónales, porque no saben lo que hacen». Su salida tiene lugar el Lunes Santo, con su propia banda detrás, la agrupación musical de los Muchachos de Consolación, y es uno a los que más devoción profesan los utreranos. Este año presidirá el viacrucis del consejo de hermandades de la ciudad, coincidiendo con el aniversario fundacional de la hermandad.
El Santísimo Cristo del Perdón es una de las imágenes más antiguas de Utrera, de autor desconocido, aunque se atribuye a Gaspar Núñez Delgado. El Crucificado se encontraba en el santuario de la Consolación ya en el siglo XVII y, desde entonces, ha sido parte fundamental de la vida religiosa de Utrera. En 1956, cuando se fundó la hermandad, se convirtió en su imagen titular.

Cristo de la Vera-Cruz de Los Palacios

Detalle del Cristo de la Vera-Cruz / B. M.
Detalle del Cristo de la Vera-Cruz / B. M.
Hablar de crucificados es hablar de Vera-Cruz. Son muchísimas las tallas de este estilo que reciben esta advocación, y todas ellas magníficas. Una de las más «recientes» la encontramos en Los Palacios y Villafranca. El Santísimo Cristo de la Vera-Cruz realiza su salida procesional el Jueves Santo como titular de la hermandad de la Vera-Cruz, la más antigua de la ciudad.
El autor de esta obra es Antonio Castillo Lastrucci, y fue bendecida hace 75 años. Sustituye a una primitiva imagen que no se encontraba en el mejor estado para procesionar, y que ahora se encuentra en El Castillo de las Guardas. Por su naturaleza, ha sido comparado en numerosas ocasiones con el Cristo de la Buena Muerte de la Hiniesta de Sevilla, pero la Vera-Cruz de Los Palacios posee una imagen única e imponente.

Cristo de la Vera-Cruz de Las Cabezas de San Juan

El Cristo de la Vera Cruz de las Cabezas de San Juan
El Cristo de la Vera Cruz de las Cabezas de San Juan
Siguiendo con los Crucificados de Vera-Cruz, tenemos una parada obligatoria en Las Cabezas de San Juan. Allí, el Viernes Santo, hace su salida el Santísimo Cristo de la Vera-Cruz, una de las tallas más importantes de la localidad, por no decir de la provincia de Sevilla. Pertenece a la hermandad de la Vera-Cruz, que tiene sus orígenes en el siglo XVI.
El Cristo de la Vera-Cruz de Las Cabezas de San Juan es la obra cumbre de Juan de Mesa. Data del año 1624 y destaca por su gran belleza.

Cristo de la Sangre de Écija

El Cristo de la Sangre
El Cristo de la Sangre
Nos trasladamos ahora a Écija, a la parroquia mayor de Santa Cruz, punto neurálgico de la Semana Santa de la ciudad. En ella tienen sede varias hermandades, entre ellas, la hermandad de Jesús Perdido en el Templo y Cofradía del Santísimo Cristo de la Sangre, conocida popularmente como «Los Gitanos». Aquí es titular el Santísimo Cristo de la Sangre, un Crucificado que realiza su salida procesional en la tarde el Jueves Santo.
Este Crucificado es una antiquísima obra del imaginero Gaspar del Águila, en 1567, solo tres años después de la fundación de la hermandad. Probablemente sea la mejor obra del escultor. De estilo renacentista, está inspirado en el Cristo de San Agustín de Sevilla.

Cristo de la Esperanza de Arahal

El Cristo de la Esperanza
El Cristo de la Esperanza




Nuestro recorrido por los Crucificados más destacados de la provincia nos lleva ahora a Arahal. En esta ciudad de la Campiña, el Jueves Santo se llena de Esperanza con la salida del Santísimo Cristo de la Esperanza, titular de la hermandad que lleva el mismo nombre. Es una de las cofradías más grandes de Arahal y que, en los últimos años, está experimentando un crecimiento espectacular.
La imagen es obra de Manuel Pineda Calderón, que recibió el encargo, en 1947, de hacer un Crucificado que sustituyese a la anterior imagen de Enrique Orce. Es una de las mejores obras del imaginero, inspirada en el Cristo de la Buena Muerte de los Estudiantes de Sevilla.

Cristo de la Vera-Cruz de Coria del Río

Cristo de la Vera-Cruz
Cristo de la Vera-Cruz
Siguiendo con los Cristos de Vera-Cruz, uno de los más singulares se encuentra en Coria del Río.Titular de la antigua hermandad del Cerro, también realiza su salida procesional en la noche del Jueves Santo. Su nómina de hermanos es de las más grandes de Coria, llegando a salir en procesión casi ochocientos nazarenos.
Aunque no se sabe con seguridad quién talló a este Crucificado, se especula con que pertenece a la escuela de Gil de Siloe. Una de las cosas que más llaman la atención de esta imagen es que se trata del Crucificado más antiguo de Sevilla que sale en procesión.

Cristo de la Misericordia de Osuna

Cristo de la Misericordia / J. C.
Cristo de la Misericordia / J. C.
Osuna es la ciudad en la que tiene su sede la hermandad de la Misericordia, donde es titular el Santísimo Cristo de la Misericordia. La Madrugada del Jueves Santo es el día en que este imponente Crucificado realiza su estación de penitencia. Es una imagen a la que los ursaosenses han acudido siempre en tiempos de necesidad, prácticamente desde la primera salida en tiempos de sequía, allá por el siglo XVIII.
El Crucificado es una obra de Juan de Mesa, tallado en el año 1623. Los documentos del contrato de este Cristo son base para la formación de la posterior hermandad de la Misericordia.Santísimo Cristo de la Buena Muerte de Morón de la Frontera.

Cristo de la Buena Muerte de Morón

El Cristo de la Buena Muerte / D. T.
El Cristo de la Buena Muerte / D. T.
El Martes Santo en Morón de la Frontera es cuando realiza su salida procesional el Santísimo Cristo de la Buena Muerte, perteneciente a la hermandad homónima que tiene su sede en la iglesia de María Auxiliadora. El desfile de esta imagen ha sido uno de los más curiosos de la ciudad, debido a que, hasta hace muy poco, salía en procesión portado en andas por sus hermanos. Esto era por las dimensiones de la puerta de la iglesia, muy pequeñas como para que el Cristo pudiese salir en su postura natural. No obstante, hace unos años, la hermandad ideó un mecanismo para alzar la talla en el momento en que saliese a la calle. Desde entonces, recorre las calles de Morón portado por costaleros, en uno de los momentos más solemnes de la Semana Santa Aruncitana.
El Crucificado es obra de Rafael Barbero Medina, que también talló a la Virgen de la Amargura, y  es de 1945. Es un Cristo atípico, más musculado de lo que se está acostumbrado, y que sobrecoge en su mirada, a la que se le acaba de escapar la vida.Santísimo Cristo de la Expiración de Écija.

Cristo de la Expiración de Écija

Finalizamos este recorrido por los Crucificados más destacados de la provincia con el titular de lahermandad de la Expiración de Écija. Esta hermandad, de Martes Santo, hunde sus raíces en la segunda mitad del siglo XVI, y tiene su sede en la parroquia de Santiago el Mayor.
Pedro Roldán es el autor de este Crucificado en el año 1680. Es una de sus obras más destacadas y recibe una gran devoción por los habitantes de Écija.





http://sevilla.abc.es/pasionensevilla/actualidad/noticias/diez-crucificados-destacados-de-la-provincia-de-sevilla-86050-1448967992.html

Otras Entradas relacionadas

cargando...

Comentarios

Publicar un comentario