Los pasos e imágenes desaparecidos en Sevilla: Hermandad de Monte-Sion

Haciendo un breve repaso por su historia, según la tradición, en el mes de Octubre del año 1560, esta Hermandad tuvo su origen en la fusión de una del Rosario establecida en una ermita, que dio lugar después al Convento de Monjas Carmelitas de Belén, y una de penitencia que se formó en el hospital de las Cinco Llagas, dedicada a la contemplación de la ferviente Oración de Nuestro Señor Jesucristo en el Huerto, perteneciendo a ella preferentemente, los armadores de buques que hacían las travesías a las Indias Occidentales.


Labró su capilla propia y residió en la Iglesia de San Martín, al ser aquella saqueada en 1936, cuando las turbas destrozaron todos sus efectos e incluso la Imagen del Santísimo Cristo de la Salud y los apóstoles del paso, salvándose las Imágenes del Señor, la Virgen y el Ángel, por no encontrase en aquel lugar. Los hermanos, con gran esfuerzo, reconstruyeron lo perdido con más riqueza, si cabe. El 14 de Diciembre de 1952 quedó definitivamente restaurada y bendecida la Capilla, retornando la Hermandad a la que siempre ha sido su sede canónica.

En los años 30 y 40 la Capilla se utilizaba para guardar los objetos de la Cofradía, todos los años se traían las Imágenes reservadamente, se preparaban los pasos y salía la Cofradía. Después de la Semana Santa, las Imágenes se volvían a llevar a la Iglesia de San Martín.

El día 18 de julio de 1936 la Capilla de la Hermandad fue destruida por un incendio, desapareciendo en él las Imágenes del Santísimo Cristo de la Salud y las de los Apóstoles.

En el año 1937, se empezó a reconstruir la Cofradía entera, saliendo este año en Estación de Penitencia, gracias a la Hermandad de la Hiniesta que facilitó todo cuanto tenía para ello.

La Virgen salió con el paso completo de la Hiniesta y, el Señor, solo, en el paso del Cristo de la Buena Muerte, con una túnica prestada por la Hermandad del Gran Poder. Los nazarenos del paso del Señor Orando en el Huerto llevaban las túnicas de cola de la Hiniesta y los del paso de la Santísima Virgen del Rosario, las túnicas propiedad de los hermanos de Monte-Sión.


En el primer paso aparece Jesús orando en el Huerto en Compañía de San Pedro, San Juan y Santiago. Ante un olivo aparece el Ángel, que le muestra en su mano derecha el cáliz de la Pasión, y una cruz de plata a la izquierda. El Señor es obra de Jerónimo Hernández, al igual que el Ángel, que viste túnica de tisú. Los apóstoles actuales son obra del escultor Castillo Lastrucci de 1948 ya que los antiguos se perdieron en los disturbios de 1936, estos eran obra de Jerónimo Hernández.

También se dice sobre la autoría del Cristo y del Ángel que se encontró un documento de testamento en el que una anciana dona una cantidad de dinero para la hechura de una cabeza de Cristo orante para Sevilla, a Don Pedro Roldán y Onieva en el año 1675. El ángel por lo tanto se podría atribuir a Luisa Roldán "la Roldana" o a un trabajo conjunto de padre e hija. Con la Virgen del Rosario se trabaja con la Hipótesis de que sea obra de 1577 anónima y posterior reforma casi total por parte de Pedro Roldán o su taller.

En la imagen superior vemos el paso con el que estuvo procesionando la hermandad hasta que estreno el suyo actual, si vemos en la imagen superior en dicho paso solo procesionaba el señor, el Ángel y al fondo una palmera, dicha palmera sería sustituida con el tiempo como vemos en la imagen de inferior.


En esta imagen apreciamos que ya no está la palmera y que ha sido sustituida por un olivo y además que no está todavía los apóstoles actuales ya que estos no los realizaría el escultor Castillo Lastrucci hasta 1948. Las alas del ángel son de Ortega Bru, al igual que la nube.


En la foto superior vemos el paso que estreno en 1955, es de estilo barroco, diseñada por Herrera y Feria y tallado por Manuel Guzmán Bejarano, estando iluminada por 6 candelabros de guardabrisas y estando equipada con cartelas en el centro de sus frontales y laterales realizadas por Francisco Buiza Fernández, con relieves que representan la Coronación de Espinas, Azote y Columna, la Calle de la Amargura y el Calvario.


En 1986, se modifica la canastilla para incorporarle en sus 4 esquinas los 4 evangelistas, tallados por Ricardo Rivera y dorados por Manuel Calvo Camacho, según una adaptación realizada por Martín Fernández. El paso se completa con unos respiraderos tallados por Antonio Vega Sánchez y Antonio Martín Fernández. El llamador fue realizado por Orfebrería Santos en plata sobredorada y fue donado por los hermanos costaleros en 1998.

La canastilla del paso fue restaurada y dorada de nuevo entre los años 1985 y 1987, todo ello realizado en los Talleres de Don Manuel Calvo Camacho.


La Virgen del Rosario, que figura en el segundo paso es de autor desconocido.



Desde 1937 hasta 1940 la Virgen del Rosario salió en el paso de palio de la Hiniesta, al haber sido destruido totalmente el suyo en los tristes sucesos de 1936.


En la imagen superior vemos las caídas del paso de palio de Elena Caro de 1944 que procesionó hasta 2004 que se pasaron a nueva maya por Juan Ramón Paleteiro.

Se cuenta que en la plaza donde se ubicaba la cofradía en 1936, se encendió una hoguera y sacaban los enseres a la plaza, y se echaban para que ardieran. Así fue como ardió el palio que la hermandad poseía, se pudo salvar un trozo de palio que se conserva en el taller de Elena Caro.

La hermandad de Monte-Sion poseía un palio de maya liso sin bordar, este palio fue vendido en su día a la hermandad de los Dolores de Constantina la cual lo conserva en la actualidad, dicho palio fue el primer palio de malla que saliese en Sevilla, y que elaborase D. José Lecaroz Barrera, actualmente este ya no procesiona con esta hermandad de Constantina, ya que fue sustituido por otro de malla, pero dicha hermandad lo sigue conservando como una joya con más de 100 años de antigüedad.


El palio actual que la cubre es de malla de oro, diseñado por Ramón Ferrero y bordado en oro por Sobrinos de José Caro en 1944, fue en 2004 pasado a nueva maya por Juan Ramón Paleteiro. Este que tiene en la actualidad es el único que conserva de los cuatro que ha tenido.

Los varales son de plata cincelada con rosarios de oro intercalados, entre ellos aparentemente son iguales pero todos ellos distintos entre sí, realizados por Andrés Contreras en 1941 y que sirven de caja de resonancia para transmitir el acompasado y característico tintineo que producen al andar los 12 rosarios de plata dorada que de ellos cuelgan, donados por el torero Carlos Arruza.

El manto recogido y la saya a juego de tisú de plata, con encajes y bordados en oro, es una obra de arte realizada en el año 1975, por Esperanza Elena Caro. Son camareras de la Santísima Virgen del Rosario las Hermanas de la Cruz.

La peana es de plata, realizada por Orfebrería Delgado en 1997, incorpora cartelas que representan la Oración en el Huerto, al Cristo de la Salud y la Entrega del Rosario a Santo Domingo, Santo Domingo y Santa Catalina de Siena.


Los candelabros de cola son de 1985, y estan compuestos por 11 luces y con querubines en su basamento. Los antiguos candelabros de cola que sacaba el paso de la virgen del Rosario fueron vendidos a una cofradía de Sanlúcar de Barrameda.

En la entrecalle de la candelería del Paso, lleva la Virgen de Guadalupe de México, también advocación del Rosario, realizada en plata por Luis Jiménez Escribano en 1980 y donada por la viuda del torero Carlos Arruza.

La candelería fue realizada en plata por Orfebrería Villareal en 1990, al igual que los juegos de jarras en 1987.

El llamador actual es de Villarreal de 1994, sustituyendo este a uno que realizo Orfebrería Mallol de plata de ley.

Los respiraderos fueron estrenados en 2002 siento estos de Hermanos Delgado, los respiraderos antiguos son de plata y fueron labrados por Andrés Contreras en 1935.

Completa el Paso de Palio los faldones de terciopelo negro dibujados por José Luis del Estad y bordados por Sobrinos de José Caro en 1995.


La gloria del techo es una imaginería de sedas confeccionada por Bárbara Pardal que representa el momento de la Entrega del Rosario por la Virgen a Santo Domingo de Guzmán, instaurador de la mariana devoción del Rosario.

En 2004 Ramón León realizo una nueva corona que vino a sustituir a otra que realizo Joyería Dalmas en 1940. Esta se estreno aprovechando la coronación canoníca que se produjo este mismo año.


También es Titular de esta Hermandad el Santísimo Cristo de la Salud, cuya primitiva Imagen llamada igualmente de los Corales, que procesionó el Jueves Santo hasta bien entrado el Siglo XVII, se venera en el Convento de Santa Paula.

La actual talla, ejecutada por el escultor Luís Ortega Bru en1954, de gran devoción, culmina anualmente su Triduo en el Convento de las Hermanas de la Cruz, llevado en solemne Vía Crucis. Dicha obra fue una donación a la Hermandad por el Hermano Mayor, D. José Luis Ruiz Muñoz.

Dicha imagen no procesiona con la hermandad, antaño si lo hacía y de momento la hermandad no tiene intención de que vuelva a hacerlo, el motivo principal es el tamaño de la capilla, que no cabria un paso más.


http://cofrades.sevilla.abc.es/profiles/blogs/los-pasos-e-imagenes-19

Otras Entradas relacionadas

cargando...

Comentarios

Publicar un comentario