_

La Madrugá, Alatriste y la música procesional andaluza

14 enero 2018

send email
print this page
Nazareno del Calvario en la Madrugada del Viernes Santo / JUAN FLORESLa música procesional concentra un amplio interés del mundo cofrade por su versatilidad, su continua adaptación a los tiempos y, últimamente, por una consistente evolución. Una de las marchas más representativas de la Semana Santa española es La Madrugá de Abel Moreno. Analizada y elogiada por su calidad musical, esta pieza de finales de los ochenta fue incluida en la película española Alatriste consiguiendo una simbiosis que sorprendió al público.

Juan Carlos Galiano Díaz (1994, Linares). Graduado por el Conservatorio Profesional de Música “Andrés Segovia” de Linares en la especialidad de trompeta (2012), Graduado en Historia y Ciencias de la Música por la Universidad de Granada (2016) y titulado en el Máster Oficial Interuniversitario en Patrimonio Musical (2017). Su foco de investigación se centra en torno a las bandas de música andaluzas y más concretamente en el estudio del origen, desarrollo y asentamiento de la marcha procesional como género bandístico en Andalucía. Este músico jiennense ha realizado un estudio de la adaptación de La Madrugá a la película Alatriste y como la música cofrade andaluza es relativamente invisible dentro del patrimonio




-¿Es usted una persona externa a las cofradías?

Desde pequeño he estado relacionado con el mundo cofrade por influencias familiares, formando parte activa de la Semana Santa de mi ciudad, Linares. El principal motivo por el que me encuentro cursando estudios relacionados con la música y la musicología se debe a mi fascinación hacia el género de la música procesional. Este hecho me impulsó a cursar las Enseñanzas Profesionales de Música (especialidad trompeta) en el Conservatorio Profesional de Música «Andrés Segovia» de Linares y posteriormente el Grado en Historia y Ciencias de la Música en la Universidad de Granada.

-¿Cómo parte el análisis de la marcha La Madrugá?

Para realizar el análisis de la marcha parto de un modelo semiológico tripartito de análisis musical propuesto por los musicólogos franceses Jean Molino y Jean-Jacques Nattiez. Esta metodología analítica presenta tres niveles de acercamiento a la música: poiético, estésico y neutro o inmanente. El poiético se refiere a los procesos de creación de la obra, como pueden ser la intención del compositor, su inspiración o sus influencias. El nivel estésico está ligado a la recepción de la música en la sociedad, en este caso a través de una producción cinematográfica. Por último, el nivel neutro incluye la música en sí misma (armonía, melodía, textura, forma, timbre, etc.), objetivada tanto por la partitura como por la grabación de audio o vídeo si la hubiere.

-¿Cómo se adaptó, en su análisis, la marcha La Madrugá al concepto cinematográfico?

Para aquellas personas que no hayan tenido oportunidad de ver Alatriste, debemos mencionar que La Madrugá suena de manera extradiegética al final de la película, en el instante que es representada la Batalla de Rocroi (19 de mayo de 1643), combate que enfrentó a las tropas francesas y españolas, que finalizó con victoria francesa.

En primera instancia, Agustín Díaz Yanes, director de la película, dudó si incluir en la escena la marcha procesional Amarguras (1919) de Manuel Font de Anta (1889-1936) o La Madrugá (1987, Abel Moreno). Sin embargo, se decantó por la segunda debido a que su duración y musicalidad la hacían sincronizar mejor que la marcha de Font de Anta. La grabación incluida en la película fue realizada por la Banda de Música del Regimiento de Infantería Soria nº 9, formando parte del trabajo discográfico Antología de marchas procesionales I (1988).

Uno de los principales motivos por los que Díaz Yanes quería música procesional en esta escena es por la gran carga sentimental que ésta posee, afirmando lo siguiente:

«Quería que la escena de Rocroi tuviera una música española cargada de sentimiento, y nada mejor que la música procesional. Creo que las marchas de la Semana Santa andaluza poseen un gran valor sentimental, tanto para la persona que es religiosa como para la que no lo es. En Rocroi quería introducir música sacra española con aires de emotividad y, para mí, la música cofrade sevillana se identifica con estas características. En definitiva, quería que cuando el espectador cinematográfico viese dicha escena, la identificase sin ninguna duda con la música española, y creo que nada mejor para identificar la música española que una marcha procesional», afirma Díaz Yanes en el estudio de Juan Carlos Galiano.

La grabación de La Madrugá escogida por Díaz Yanes tiene una duración de siete minutos y cuarenta segundos, mientras que en la película solamente podemos escuchar los primeros tres minutos y un segundo. En el fragmento de la marcha que aparece en Alatriste escuchamos los motivos que representan a las hermandades de «El Silencio», «Gran Poder» y el comienzo del motivo que representa a la hermandad de «El Calvario», encontrándose su totalidad en la tonalidad de Re menor, hecho que otorga una mayor solemnidad y un tono emotivo general a la escena.

Si nos atenemos a la clasificación de las funciones de la música en el cine propuesta por la musicóloga Teresa Fraile Prieto, en la escena de Rocroi predomina la función expresiva, ya que la tonalidad de Re menor en la que se encuentra el fragmento de La Madrugá que aparece en Alatriste otorga de una mayor solemnidad y carga emocional a la batalla, añadiéndole un carácter trágico a la escena asociado al empleo de una tonalidad menor. Asimismo, La Madrugá funciona también como ambientación contextual, puesto que se pretende predisponer al espectador a identificar la escena con lo «español» mediante la inclusión de una marcha procesional.

-¿Ve otras marchas adaptables al cine? ¿Cuáles?

Yo creo que toda música preexistente es susceptible de ser adaptada a la gran pantalla, siempre y cuando se utilice correctamente y el director la incluya de manera adecuada. Encontramos más ejemplos en los que la marcha procesional es incluida como parte de la banda sonora musical de producciones audiovisuales, caso de la “Marcha Fúnebre” de la ópera Jone (Errico Petrella, 1858) en la película Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón (Pedro Almodóvar, 1980), Amarguras (Manuel Font de Anta, 1919) en el capítulo 113 de la popular serie televisiva Cuéntame cómo pasó (Miguel Ángel Bernardeau, 2001-actualidad) e incluso La Madrugá en los cortometrajes La orquesta de las mariposas (Isabel Soria, 2010) y Espich (2014, José Ponce de León). Tampoco debemos olvidar la orquestación de diversas marchas procesionales, realizada por Antón García Abril, que forman parte de la banda sonora musical de la película Semana Santa (1990) de Manuel Gutiérrez Aragón.




-¿Ha podido hablar con Abel Moreno, autor de la marcha en 1987?

Sí, tuve la oportunidad de entrevistarle y fue él quien me permitió acercarme a ese nivel poiético del análisis musical de la marcha. Asimismo, también tuve oportunidad de entrevistar a Agustín Díaz Yanes, director de la película y a Roque Baños, compositor del resto de bloques musicales que componen la banda sonora de Alatriste. A todos ellos, quiero mostrarles desde aquí mi más sincero agradecimiento por su contribución.

-¿Cómo surge la idea de estudiar esta adaptación en Alatriste?

Esta idea surge en 2015 motivada por la realización de un trabajo de investigación para la asignatura “Música y medios audiovisuales”. Mi intención durante los años en los que cursé tanto el Grado en Historia y Ciencias de la Música como el Máster de Patrimonio Musical, fue el de realizar estudios y trabajos de investigación sobre la música procesional andaluza, un género totalmente denostado por la musicología española.

Desde estas líneas, me gustaría reivindicar el estudio musicológico y científico de la música procesional en sus diferentes manifestaciones y formaciones, una de las músicas más consumidas por la sociedad andaluza, cuyas obras conforman el repertorio de gran cantidad de bandas de música de nuestra comunidad autónoma y son, a su vez, uno de los elementos musicales más representativos y genuinos del patrimonio musical español fuera de nuestras fronteras. Quiero destacar y agradecer a los miembros de la web Patrimonio Musical, con José Manuel Castroviejo a la cabeza, la gran labor que vienen realizando por la recuperación del patrimonio musical cofrade andaluz en la última década.

Por último, no puedo dejar de mencionar a dos personas que son los verdaderamente culpables, en el mejor sentido de la palabra, de que el estudio de la música procesional andaluza comience afortunadamente a formar parte de los estudios musicológicos universitarios, como son el Dr. Antonio Martín Moreno (Catedrático de Historia de la Música del Departamento de Historia y Ciencias de la Música de la Universidad de Granada) y la Dra. Isabel María Ayala Herrera (Profesora Titular del Departamento de Didáctica de la Expresión Musical, Plástica y Corporal de la Universidad de Jaén), quienes me guían en este arduo camino de la investigación musicológica.

http://sevilla.abc.es/pasionensevilla/actualidad/entrevistas/la-madruga-alatriste-la-musica-procesional-andaluza-121176-1513991133.html

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deje su Opinión...

 
Realizado Por Grupo CofradiasTv | Publicado para Blogger .
© Copyright 2011 CofradiasTv Todos los Derechos Reservados.