.

Los pasos e imágenes desaparecidos en Sevilla: La Soledad de San Buenaventura

26 diciembre 2017

send email
print this page
Por la terrible peste que asoló Sevilla en 1649 hubo que habilitar plazas públicas como cementerios en la de Caño Quebrado al lado de Montesión se colocó una Cruz de Hierro a la que, se le rendía culto por los fieles difuntos, destacaba en su forja el himno de la Iglesia a la Santa Cruz, en honor de la Santa Cruz, y fue un tal Francisco Sánchez encabezando un grupo de veintiocho personas, el 5 de julio de 1656, ordenaron unas Reglas de trece capítulos, por lo que dispusieron celebrar todos los años una función a la Santa Cruz. Presentadas las Reglas el 22-8-1656, fueron aprobadas el 13 de septiembre del mismo año por Don Diego del Castillo, Provisor del Arzobispado y por la Notaría de Don Diego de Guzmán.

La Cruz fue retirada de dicho enclave en 1840, llevándose una noche en procesión a la inmediata Iglesia de Monte-Sión y colocada en el altar primero de la izquierda. Al año siguiente, en la noche del dos de mayo, se trasladó a la Iglesia del suprimido Convento de las Monjas de la Concepción, junto a San Juan de la Palma. Después, por amenaza de ruina la expresada Iglesia pasó la Hermandad a dicha Parroquia, ocupando la Santa Cruz el último altar de la nave de la Epístola, de donde pasó al templo de San Pedro y desde enero de 1968 se honra en el altar de la Cofradía. Fiel reproducción de la misma es la Cruz de Guía Procesional que se viene utilizando desde 1947.

Posteriormente y en Cabildo de 27 de mayo de 1847, esta Hermandad para su mayor fomento agregase al culto de la Santa Cruz, el de la Purísima Virgen María, colocando una Imagen de la Señora al pie del Sagrado Madero, lo que quedó manifiesto en el Cabildo del 5 de julio del mismo año, constituyéndose en Cofradía de Penitencia para hacer Estación en la S.I.C. en las tardes del Viernes Santo.

Así constituida se trasladó a la Iglesia de San Buenaventura en el año 1850, encomendándosela la talla de la Imagen Dolorosa al profesor Don Gabriel Astorga, que se bendijo en solemne función el Viernes de Dolores, 11 de abril de 1851, haciendo su primera estación de penitencia en el año siguiente.






En 1915 estreno unas bellas andas barrocas, la Virgen está situada a los pies de la iglesia conventual de San Buenaventura tal y como la seguimos admirando en las sosegadas mañanas de Viernes Santo. Luce unos bellos bordados decimonónicos, desgraciadamente desaparecidos y una diadema antigua anterior a la estrenada en 1924. En la delantera del paso, un detalle hoy casi totalmente olvidado. Una barra metálica protegía la visera del paso al tiempo que servía de apoyo al capataz.


La Soledad de San Buenaventura es la única hermandad de Sevilla que es Real por una corona extranjera concretamente por la desaparecida monarquía portuguesa, ya que a finales del siglo XIX fue recibida como hermana la reina Amalia de Portugal, amen de usar el escudo de Portugal en el escudo de la corporación.


Este paso lo tuvo la hermandad hasta 1957, que fue sustituido por el actual de madera de caoba estilo renacimiento obra de Manuel Guzmán Bejarano y apliques en plata de Emilio García Armenta. Absurdamente se desprendieron del paso dorado que hoy esta en Jerez de la Frontera concretamente en la Hermandad del Amor la cual lo usa en la actualidad, siendo este una obra de arte.





Curiosamente la iconografía de la Virgen sola a los pies de la Cruz, contra la creencia popular, fue la de la Soledad de San Buenaventura anterior a la Soledad de San Lorenzo pues la Soledad de San Lorenzo lo hacia bajo palio.


http://cofrades.sevilla.abc.es/profiles/blogs/los-pasos-e-imagenes-6

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deje su Opinión...