_

"Voy a defender que salgamos a las tres de la Madrugada"

05 noviembre 2017

send email
print this page
El nuevo hermano mayor del Perdón, Manuel Garrido, en Santa Cruz.La cofradía del Perdón ha vuelto 'a manos' de los Garrido. Una nueva generación de esta conocida familia vinculada estrechamente a la corporación de la Madrugada se pone al frente después de la intervención eclesial que se anunciaba por dos años y finalmente se ha limitado a seis meses. Desde el miércoles es hermano mayor Manuel Garrido López, cofrade del Perdón desde que nació hace 48 años, miembro de su junta que fue desde que cumplió la mayoría de edad y durante 24 años ininterrumpidos y hermano de fila este último cuatrienio, cuando decidió darse un descanso en lo que a la labor diaria de la hermandad se refiere.

Garrido vuelve a la primera línea de trabajo tras unos meses difíciles y con el principal objetivo de restablecer la normalidad de la cofradía cuanto antes.






-¿Se imaginaba usted hace un año que sería hermano mayor de su cofradía?

-Hace un año no. Pero sí desde finales del año pasado empecé a ver que había que hacer algo, sobre todo cuando Ricardo (Díaz) anunció que no iba a seguir de hermano mayor. Ya entonces empezamos a sondear; y el Jueves Santo comuniqué a Ricardo y al director espiritual mi intención de presentarme, una vez que ya se habían anunciado elecciones y para intentar con mi comunicación impedir el nombramiento de un comisario que ya se venía rumoreando y que luego terminaría por confirmarse.

-¿Estaba entonces Manolo Garrido llamado a ser hermano mayor del Perdón, o ha sido todo fruto de las circunstancias?

-Nunca me lo había planteado; de hecho, lo podía haber hecho antes y no lo hice. Siempre me ha gustado servir a mi cofradía desde una segunda fila, porque de hecho creo que desde ahí se sirve mejor que desde la primera fila; pero dado el caso, alentado también por muchos hermanos que me pedían dar el paso y viendo la situación de la cofradía, he decidido dar el paso. Y por supuesto, no me arrepiento.

-¿Se acaba el problema que ha padecido la cofradía con su toma de posesión?

-Para nada. Con la toma de posesión comienza otro camino, en el que vamos a intentar sentar las bases para que no se vuelva a repetir lo vivido. Ojalá fuera tan fácil. De entrada, hay una deuda económica que está ahí y que ha generado la situación de estos seis meses de inactividad. Y nos preocupa mucho la fractura que hay entre hermanos.

-¿Cuál es el camino que se marca a partir de su toma de posesión?

-Lo más urgente es la salida del año que viene, que tenemos que gestionar en cinco meses y teniendo en cuenta que las bandas todavía no se han pagado porque ese dinero se ha utilizado en estos meses para pagar otras obligaciones de la cofradía. A nivel patrimonial, gracias a Dios no tenemos que actuar en nada, ni casa de hermandad, ni capilla, ni imágenes... Lo único que tenemos que restaurar es el patrimonio humano, y empezaremos retomando el trabajo tras estos seis meses de inactividad.

-En su comunicación a los hermanos dijo que ni unos habían sido tan buenos, ni otros tan malos. Explíquese...

-Dos no se pelean si uno no quiere. Yo no me siento capacitado para decir si diez años de inhabilitación de la anterior junta está ajustado a Derecho o no; pero lo veo exagerado. Y todo esto se ha de bido a dos partes que han mantenido un conflicto: una parte ha sido castigada diez años, y con la otra parte no ha pasado absolutamente nada.

-¿Cómo vivió todo ese capítulo la pasada Cuaresma y Semana Santa?

-Muy mal, porque para nosotros la salida supone algo muy importante. Desconozco las negociaciones que hubo entonces, solo lo que leímos por la prensa o lo que se nos trasladó en el cabildo que se convocó, por tanto no voy a entrar en valoraciones, pero la situación la viví muy mal, porque en lugar de pensar en la salida estábamos en otras discusiones que nada tenían que ver. Hasta el último momento se estuvo negociando, pero al final no pudo ser.

-¿Qué va a ocurrir ahora? Entiendo que han descartado poder salir a las tres de la Madrugada...

-No, no. Precisamente la primera pregunta que me hizo el comisario (Francisco Pedreño), el director espiritual (Rafael Fernández), el director del Secretariado (Alfonso Caravaca) y el delegado episcopal (Juan Enrique Sánchez) fue sobre la hora de salida, y les dije que pediríamos las tres de la mañana. Esa es la voluntad de los hermanos, como manifestaron unánimemente en el cabildo celebrado en 2015. Y eso es lo que voy a defender. Lo que sí tengo claro es que la situación del año pasado no se va a volver a repetir. Dicho esto, tenemos claro que el menor de los problemas del Perdón ahora es a qué hora va a salir en la Madrugada. Hay otras cosas mucho más importantes ahora mismo.

¿Una cofradía del Perdón fuera de la Madrugada?

En los últimos meses se ha comentado en diversos foros la posibilidad de que la cofradía del Perdón pudiera incluso abandonar la nómina de la Madrugada si no logra salir a las tres en punto. "No es un planteamiento serio, pero tampoco un bulo. La cofradía tendrá que ver a partir de ahora cómo transcurre su salida, entre otras cosas porque si nos adelantan el horario vamos a pasar por la zona de Mina a la hora que provocó que otras hermandades se marcharan de la Madrugada. En cualquier caso, no hay ningún planteamiento serio; y si llegara a hacerse, no quisiéramos estar probando días distintos ni horas diferentes, porque eso no es bueno para una hermandad", explica Garrido.

http://www.diariodecadiz.es/cadiz/Voy-defender-salgamos-Madrugada_0_1187581629.html

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deje su Opinión...

 
Realizado Por Grupo CofradiasTv | Publicado para Blogger .
© Copyright 2011 CofradiasTv Todos los Derechos Reservados.