_

El Acorazado Potemkin

12 octubre 2017

send email
print this page
Martes Santo de 1911. La historia de la cofradía de la Amargura cambiaba por completo. En la presidencia estaba el mayordomo José Prados Vera, atento a todo lo que ocurría dentro del cortejo, quería cumplir la promesa que lanzó a su mujer el pasado Domingo de Ramos: “Pilar, te prometo que esto va a cambiar”. Con estas palabras cambió la idiosincrasia de una de las cofradías más populares de la Semana Santa Hispalense; protagonizada por un hermano avergonzado tras el bochorno que pasó su mujer cuando vio a una cofradía con nazarenos en los bares, paradas interminables y sin hora de recogida.




José Prados recordaba las palabras de su mujer un año después, cuando el paso de misterio procesionaba en la calle Feria a la altura de la Plaza de los Carros. Un momento que quedó inmortalizado en esta fotografía. A los de “San Juan de la Palma” ya no los recordarían como una cofradía de barrio, sino como una corporación seria como el Silencio o el Gran Poder. La estética en la calle cambiaba: los nazarenos de la Virgen dejaron de vestir el antifaz morado, y los menores de catorce años no pudieron vestir el hábito.
Uno de los cambios más singulares de este año fue el nuevo paso de misterio conocido como “El Acorazado Potemkin”. Este nombre lo tomó el pueblo del buque ruso que se hizo famoso por el motín de sus marineros contra los oficiales durante la Revolución rusa de 1905. Según el historiador Juan Martínez Alcalde, “el paso en general gustó mucho, pues aunque era de poco mérito artístico, era de gran visualidad”. El paso de alpaca plateada custodiaba al Señor del Desprecio ante Herodes y las antiguas imágenes secundarias con un Herodes de pie que pasaría a sentarse dos años más tarde.
El tiempo que esta pieza artística estuvo en la Hermandad de la Amargura fue efímero, concretamente hasta 1919. Aquel año el misterio tuvo un nuevo paso y el canasto del “Acorazado Potemkin” se utilizó como gradas para el altar de cultos de esta hermandad, una función que perduró hasta 1960 cuando estas piezas pasaron a la propiedad del Rocío de Triana.




Ahora los restos del “acorazado” forman parte del montaje del Monumento que organiza el Rocío de Triana el Jueves Santo. Atrás queda el año 1911 congelado en la instantánea de este artículo cuando la cofradía de San Juan de la Palma salió el Martes Santo tras llover el Domingo de Ramos y el Lunes Santo. No obstante, la historia no solo nos trae los cambios estéticos y el cambio radical de una cofradía en solo un año.
En 1911 la Hermandad de las Aguas salía de San Jacinto y tenía que entrar en Carrera Oficial antes que la Amargura. Sin embargo, la cofradía trianera iba a entrar con retraso y los de San Juan de la Palma intentaron aprovechar la coyuntura del retraso y el riesgo de lluvia para “colarse”. Esta situación provocó una fuerte discusión entre ambas cofradías que se solucionó respetando la preferencia de paso de la Hermandad de las Aguas.

http://www.gentedepaz.es/el-acorazado-potemkin/

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deje su Opinión...

 
Realizado Por Grupo CofradiasTv | Publicado para Blogger .
© Copyright 2011 CofradiasTv Todos los Derechos Reservados.