_

"La Cinta debe ser un gran centro de peregrinación"

25 septiembre 2017

send email
print this page
Bienvenido González ante la Puerta Jubilar de la Cinta, abierta el pasado mes de marzo.Participó activamente hace 25 años en la coronación canónica de la Virgen de la Cinta y ahora preside la junta gestora de la hermandad en el Año Jubilar. Bienvenido González Roldán está convencido de la importancia de la devoción cintera y pide a los devotos un paso más para hacerse hermano y conseguir una gran hermandad.

-¿Qué está significando para la Hermandad de la Cinta el Jubileo Mariano?


-Se ha convertido en un momento histórico. Ahora es Huelva la que está devolviendo la visita que hace 25 años hizo la Patrona a todos los onubenses en sus parroquias, hospitales e incluso a aquellos privados de libertad. El resultado, sin duda, es mucho mayor de lo que habríamos podido esperar, están participando ciento de hermandades y asociaciones, colegios e instituciones y acudieron al santuario miles de peregrinos que ganaron las indulgencias concedidas por el papa Francisco. Este Jubileo constituye una oportunidad para reafirmar el santuario como centro de peregrinación. La Cinta debe convertirse en un gran centro de peregrinación mariana de la Diócesis de Huelva, por su importancia devocional e histórica.

-¿Cómo se está viviendo el 25 aniversario de la coronación canónica?

- Con gran alegría, porque siempre fue idea de esta junta gestora para este año convertir en extraordinario lo ordinario. La verdad que la respuesta en todos los actos está resultando fantástica. Nos alegra que los onubenses se sientan partícipes de los actos, redoblando la ilusión y el cariño por Nuestra Madre de la Cinta.

-Usted participó en 1992 en aquel acto, ¿qué recuerdos tiene?

-Mi gran recuerdo fue la alegría y devoción con que participaron miles de onubenses en aquel acto de la avenida de Andalucía. Es una imagen inmensa, que vino a demostrar una vez más lo que mueve la Patrona de Huelva. Un mar de gente para estar junto a la Virgen marinera.

-¿Qué significó para Huelva?

-El haber conseguido el anhelo de miles de onubenses de ver coronada a su querida Patrona. Una ilusión largamente esperada y hasta soñada por muchas generaciones durante casi medio siglo, lo que hizo que se prepara bien y que, además, que es lo más importante se vincularan varias generaciones; un regalo, sin duda, de la Virgen por la espera. Siempre hay que decir que la mejor corona de la Virgen son sus hijos que la siguen como modelo.

-En cuanto a participación de fieles se ha dicho que sólo es comparable con la visita del Papa.

-Efectivamente, fue la antesala de la visita del Santo Padre a Huelva y la participación fue masiva. Nadie se quiso perder ese momento, porque constituía una muestra de agradecimiento hacia Ella, que siempre estuvo en los grandes acontecimientos de esta ciudad bendiciéndolos. Lo mismo que ocurrió en aquel 14 de junio de 1993.

-¿Cómo se ha interiorizado en la vida de la hermandad en estos años?

-En estos 25 años la devoción a la Virgen de la Cinta, que es secular en Huelva, ha ido madurando y contagiándose a la gente joven. Se consolida en los mayores, fruto del sustrato que la devoción tiene a lo largo de los siglos en nuestra ciudad, no es nada nuevo ni importado, es auténtico y eso se nota. Esa autenticidad cintera es la que queremos trasmitirle a los más jóvenes. Esto tiene que continuar con la misma frescura y esencia de siempre.

-Al año siguiente la ciudad vivió otro gran acontecimiento, como fue la visita del Papa Juan Pablo II, en la misa que presidió la Virgen de la Cinta.

-Y no solo eso, todos recordamos la entrañable imagen de un santo arrodillado ante nuestra Patrona. A San Juan Pablo II le hemos visto peregrinar por todo el mundo, recorriendo los santuarios marianos más importantes, en coronaciones, en visitas a hermandades, pero nunca le vimos arrodillado y agarrado en una de sus esquinas al paso de una Virgen. Es una estampa hermosa, de grato recuerdo. El Santo Padre rezando agarrado al paso de la Virgen de la Cinta al que tantas madres se agarran al él cuando sale en procesión, dándole gracias o solicitándole su ayuda.

-El próximo año el santuario de la Cinta será protagonista de otra gran efemérides, el 525 aniversario del Voto de Cristóbal Colón.

-Un acto histórico y a la vez religioso, en el cual el almirante de la zona rememora el voto o promesa que Colón y la tripulación hicieron a la Virgen de la Cinta en medio de una gran tormenta, frente a las costas de Lisboa ,y que la Virgen los salvó en el viaje de vuelta.

-Usted llegó hace tres años a presidir una gestora, ¿qué se ha hecho en este tiempo?

-Solo Ella sabe del trabajo, desprendimiento y buen hacer de este grupo de cinteros que su único interés, ante el encargo recibido, es no defraudar a quienes confiaron a ellos este trabajo haciendo suya la máxima de servir a la Iglesia como la Iglesia quiere ser servida.

-¿Cómo se está valorando el trabajo de su equipo?

-Pues por las felicitaciones y parabienes recibidos, no me parece que lo estemos haciendo mal. Si dijera lo contrario pecaría de falsa modestia.

-25 años es un cambio generacional, hacia dónde se encamina la Hermandad de la Cinta.

-En trabajar día a día para que la devoción a la Virgen se transmita y enganche con la gente joven, que quieran y tengan por madre en sus necesidad a Aquella que desde su casa de El Conquero siempre fue Faro y Guía de nuestro pueblo.

-En este tiempo han surgido proyectos importantes, ahora es el programa Edusi para el cabezo de El Conquero, ¿qué va a suponer para el mirador de la Cinta?

-Que nuestro santuario tenga el entorno adecuado para la Joya que custodia. Agradecemos al Ayuntamiento de Huelva el haber incluido nuestro santuario y alrededores en este programa. Es uno de los lugares privilegiados de Huelva, tocado por la naturaleza y de la gracia de contar con un santuario que es un tesoro. Todo esto se pondrá en valor en ese gran proyecto que nos anuncian desde el Consistorio. Estamos muy ilusionados, porque son muchos los que acuden a ver a la Virgen y luego se quedan a disfrutar aquí de inigualables puestas de sol y la belleza de nuestras marismas, que conectan con el sentido marinero de esta devoción.

-¿Qué otras actuaciones se están llevando a cabo?

-Los jardines se remozaron con nuevas plantas, se pintó todo su perímetro, tanto interno como externo, con la colaboración también del Ayuntamiento de Huelva. Se han realizado trabajos de reposición de alumbrado, tanto exterior como interior, así como de megafonía. Pero, sobre todo, la construcción en un rincón recóndito de los jardines de un cinerario, donde depositar las cenizas de todos aquellos cinteros y descansen a las plantas de la Virgen de la Cinta.

-En vista de los asuntos que hay todavía encima de la mesa con carácter urgente, ¿cuándo estima que habrá elecciones?

-En el momento que crea oportuna la autoridad que nos llamó a este servicio, estarán en sus manos nuestras responsabilidades.

-¿Se presentará alguien de su equipo de gobierno?

-Cuando llegue el momento, cualquiera de nosotros, al igual que cualquier otro hermano, se plantearan si seguir comprometidos con el servicio iniciado en la hermandad.

-Los que han vivido el gobierno de la hermandad siempre dijeron que La Cinta es otra cosa, que no es para jugar a los pasitos.

-Usted lo ha dicho, y así lo escuchamos siempre a grandes cinteros que hicieron grande este lugar.







-¿Tiene esperanza en el futuro de La Cinta, ahora que muchas cosas se están arreglando?

-En la devoción no nos quepa la menor duda. En la vida del santuario y en el culto diario de esta casa tienen que cambiar muchas cosas, como es crear una hermandad fuerte y numerosa. Desde la sinceridad tenemos que pedir un paso más a los devotos y es que además se den de alta como hermanos . Hay que recordar que en la Hueva de los sesenta y con sesenta mil habitantes la hermandad contaba con 4.500 hermanos y, sin embargo, en el siglo XXI con una ciudad de 150.000 habitantes apenas cuenta con 1.500. Tenemos entre todos que recuperar aquellos pequeños sellos azules de los recibos que teníamos en casa con una cara del mes y año y en otra una reproducción de la Virgen del muro. Más ahora que celebramos 450 años de nuestras primitivas reglas.

-La programación del 25 aniversario convirtió lo ordinario en extraordinario, ¿hacía falta otra cosa, una procesión magna?

-Esa fue la idea que movió toda la programación y si hubiéramos visto necesaria otra cosa así lo hubiéramos propuesto, pero teníamos muy cerca los actos del 50 aniversario del patronazgo y de alguno mejor olvidarse.

-¿Tiene algún recuerdo especial de estos días?

-Cada procesión o traslado ha tenido sus peculiaridades, pero se significó en detalles la mujer mayor que dio los vivas al Niño de las sandalias y a la Madre que lo parió. Esa señora de la barriada de la Navidad, que dedicó a la Virgen aquella poesía y aquellos vivas, representa la verdadera devoción, llena de autenticidad y sin respetos humanos. Es puro evangelio y nos recuerdan los piropos que aquellas mujeres de Jerusalén dedicaron a Nuestro Señor. Así fue siempre Huelva con su Virgen de la Cinta.

-El día 7 Huelva se desbordó con la procesión solemne. ¿Qué significó su presencia a las puertas del Ayuntamiento?

-Ese momento fue lo extraordinario de lo ordinario, la procesión que hacemos todos los años la víspera del día de la Virgen y se organiza con la participación de todas las hermandades e instituciones, esa procesión solemne que en homenaje a la ciudad quisimos que llegara a las puertas de la casa de todos los onubenses. Muchos colaboraron en adornar el recorrido procesional de la Virgen, como así lo invitó la propia hermandad. Esperemos que tras la procesión extraordinaria de este año quede reflejado en los vecinos de Huelva por donde pasa la Virgen que es una ocasión especial para adornar sus balcones, vistiéndolos con las mejores galas en su homenaje.

-Recientemente acaba de concluir la Semana Mariológica Nacional.

-Sí, convocó en Huelva a los mejores teólogos de toda España. Al igual que la coronación canónica se llevó a cabo durante la celebración de los Congresos Mariano y Mariológico Internacionales, ahora hemos querido que también este acontecimiento del 25 aniversario sirviera para tener una nueva ocasión para profundizar en la devoción a la Virgen María. Ciertamente que ha sido muy provechoso.

-Queda el gran pontifical conmemorativo de la coronación canónica.

-El próximo sábado la Virgen saldrá delante del santuario para presidir el pontifical en el cual daremos gracias a Dios por habernos permitido vivir estas bodas de plata con la misma ilusión que disfrutamos aquellos días inolvidables de Huelva. En la avenida de Andalucía se reprodujo el santuario y ahora la Virgen estará en su paso presidiendo a las puertas de su casa y recibiendo a todos.

-¿En qué pensará en ese momento?

-En dar gracias a Dios por vivir estos momento con un gran recuerdo para los que van a vivir estas efemérides desde el cielo.

-¿Cómo podrán participar los onubenses?

-Además de las hermandades, participaran los hermanos que accederán al espacio celebrativo con unas acreditaciones que podrán retirar en el santuario. Una vez atendidos los hermanos se repartirán acreditaciones para los devotos en general,

--¿Qué queda aún por hacer en La Cinta?

-Queda muchísimo por hacer, tanto como corresponder al amor que nuestra Señora de la Cinta demostró a sus hijos onubenses a lo largo de tantos siglos.

http://www.huelvainformacion.es/huelva/Cinta-debe-gran-centro-peregrinacion_0_1175582882.html

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deje su Opinión...

 
Realizado Por Grupo CofradiasTv | Publicado para Blogger .
© Copyright 2011 CofradiasTv Todos los Derechos Reservados.