_

Oro para Los Servitas tras dos siglos y cuarto de historia y devoción en Los Palacios

12 agosto 2017

send email
print this page
Oro para Los Servitas tras dos siglos y cuarto de historia y devociónLos servitas palaciegos viven, especialmente desde este pasado jueves, un año extraordinario para su hermandad, la de la calle Abajo, en cuya capilla se da culto a sus titulares: Nuestra Señora de los Dolores y el Santísimo Cristo de la Misericordia en su Santo Sepulcro. Fue extraordinario el pleno en el que se aprobó, por unanimidad, la concesión de la Medalla de Oro de la Villa a su Virgen, y será extraordinaria la procesión del próximo sábado 9 de septiembre, aprobada por el Arzobispado con motivo de su 225 aniversario fundacional, en la que se impondrá físicamente una distinción que recibió por primera vez la patrona local, la Virgen de las Nieves, en 1996, y luego otros titulares como la Virgen de los Remedios o el Gran Poder.

Los cofrades servitas están muy satisfechos, con su hermana mayor a la cabeza, Reyes Caro, porque llevan décadas ideando esta efeméride que señala el año en que la hermandad fue erigida canónicamente con la construcción de una capilla en la única parroquia de entonces, Santa María la Blanca: 1792. Tanto es así, que ya en 1998, el entonces arzobispo sevillano (hoy cardenal), Carlos Amigo Vallejo, dispensó una autorización oficial pertinente para poder celebrar la conmemoración casi veinte años después, es decir, ahora. Porque, aunque 1792 fue el año en que Los Servitas construyeron su capilla –que por cierto no era la posteriormente situada a los pies de la torre, que data de los años setenta del siglo pasado, ni la actual de la calle Abajo, sino en un lateral del templo–, la historia de la dolorosa palaciega empezó veinte años antes, en 1772, cuando la donó una vecina de Villafranca de la Marisma (que no se uniría a Los Palacios hasta 1836), Catalina Bueno, tan solo dos años después de fundarse la hermandad.

Por aquellas décadas del siglo XVIII, asegura el archivero local, Julio Mayo, la devoción por los Dolores era tanta en Los Palacios y en Villafranca, que no solo abundaba tal nombre entre las recién bautizadas, sino que también lo incorporaban los niños en forma de nombres compuestos como Antonio María de los Dolores. «La devoción ha sido tanta», aseguró Mayo en una conferencia reciente sobre la efeméride, «que hasta hace poco hemos visto a señoras mayores vestidas con el mismo atuendo de la Madre dolorosa: hábito negro y cíngulo blanco».






La Virgen de los Dolores sale en la Semana Santa palaciega desde 1783, y la acompaña el Cristo de la Misericordia desde que fue incorporado a la hermandad en 1858, proveniente de la capilla de San Sebastián, adonde llegó en tiempos de la Guerra de la Independencia como un Cristo crucificado de brazos articulables después de haber sido traído de la hacienda La Colorá. Era una imagen ideal para la entonces tan celebrada Ceremonia del Descendimiento, ahora recuperada. El tándem Virgen dolorosa-Señor muerto adquirió el definitivo carácter de servita a comienzos del siglo XX, precisamente cuando había superado unos años turbulentos que estuvieron a punto de hacer desaparecer a la hermandad, que volvió a tambalearse en torno a 1928 y más tarde, casi en los pasados años ochenta.

Con todo, Los Servitas han pervivido en la idiosincrasia local, incluso después de que en 2001 se quemara prácticamente la imagen del Señor por un incendio accidental y fuera el imaginero Miñarro el encargado de reconstruirla. Tanto es así, que a la actual junta directiva no le ha costado cosechar casi 1.200 firmas para solicitar al Ayuntamiento –por petición popular– la Medalla de Oro de la Villa que le fue concedida el jueves por unanimidad. «No solo han sido vecinos individuales, sino instituciones y empresas locales las que han apoyado la iniciativa», ha señalado el diputado mayor de gobierno, Antonio Curado, contento de que los cuatro grupos municipales (IU, PSOE, PP y PA) votaran favorablemente y de que sus portavoces solo tuvieran palabras de halago para Los Servitas y esperasen una jornada verdaderamente solemne para el próximo 9 de septiembre.

Triduo y procesión

La hermandad de Los Servitas celebrará un triduo en honor de sus titulares los próximos días 5, 6 y 7 de septiembre. El día 9 será la procesión, «un acontecimiento para todo el pueblo», como se encargaron de subrayar todos los ediles en el pleno de este jueves. Será un solo paso el que desfile por las calles palaciegas, pues la Virgen de los Dolores sostendrá en su regazo al Señor de la Misericordia al modo de una Piedad. La banda de música Fernando Guerrero acompañará el cortejo. El pueblo, cuyo sector de la hostelería también aplaude el evento, está ya empapelado de carteles por este homenaje público a una de sus vírgenes más populares.

http://elcorreoweb.es/provincia/oro-para-los-servitas-tras-dos-siglos-y-cuarto-de-historia-y-devocion-CC3242703

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deje su Opinión...

 
Realizado Por Grupo CofradiasTv | Publicado para Blogger .
© Copyright 2011 CofradiasTv Todos los Derechos Reservados.