_

Se vende joya gaditana

09 julio 2017

send email
print this page
El titular de la cofradía de La Pasión de Lucena, en su salida procesional la pasada Semana Santa.Vaya semana crítica la que está atravesando la hermandad. La noticia del cese del capataz eclipsó a la del cambio de estilo musical detrás de este paso de misterio. Pero es que la dimisión de José María Macías como hermano mayor ha eclipsado todo lo demás. Y todo ello en tres días. De todo lo ocurrido, lo más importante que hay que recalcar (por encima de la polémica por el cese del capataz, por la no renovación de Polillas o por esa recogida de firmas que algunos 'ex' estaban promoviendo para poner a la actual junta contra las cuerdas) es el hecho de que la hermandad no tenga estabilidad en su salida procesional del Miércoles Santo. Es muy grave que a día de hoy no tenga confirmación de poder salir de Santa Cruz; y es frustrante que en las iglesias donde la hermandad ha pedido cobijo (San Antonio, el Carmen o el Oratorio, que se sepa) les hayan dado un portazo. Tener la sede canónica en San Felipe Neri y salir de Santa Cruz, y para colmo con otra imagen al culto en Salesianas, siempre dijimos que no era una fórmula apropiada; y a día de hoy tanto lo uno como lo otro no está consolidado. La situación es grave.

Pendientes de cómo se resuelve esa estabilidad que reclama la cofradía para su salida procesional y, en general, para el culto a sus titulares, lo que con más premura tendrá que resolver ahora la hermandad de Las Aguas es la vacante de hermano mayor y el nombramiento del nuevo capataz. Sobre lo primero, lo previsible es que en el plazo de un mes salga el nuevo hermano mayor de la junta de gobierno actual; raro sería que hubiera una dimisión en bloque y un comisario o la convocatoria de nuevas elecciones. Sobre lo segundo, varios contactos se han producido ya, hasta ahora todos con la negativa por respuesta. No es fácil hacerse cargo de un paso tan voluminoso y pesado, al margen de la advertencia de esa colaboración que reclama la cofradía. La nueva banda, eso sí, está ya firmada. Suerte a la hermandad.




Las que proliferan en todos sitios. Tras anunciar el Obispado el vía crucis diocesano para el 30 de junio de 2018 y sorprender con otra magna mariana en Ceuta (el 16 de junio de 2018), se barrunta un posible vía crucis magno en Córdoba para el próximo mes de octubre, o un besamano magno en Jerez también para esa fecha (posterior al que se celebrará aquí el 14 y 15 de agosto). Muchas citas de este tipo, con Cádiz situada claramente a la cabeza en estos últimos años.

LA historia de las cofradías, de Cádiz y de cualquier lugar del mundo, está también escrita a base de errores. Seguramente, pocos a día de hoy hubieran aceptado que su Dolorosa fuera a parar a otra localidad, por muy cercana que sea, que los bordados de la túnica de su Cristo lucieran en otro enser de otra cofradía o que el antiguo paso se marchara a otro lugar, incluso que dejara de procesionar. Seguramente habrá casos, hechos, que algunos entiendan como un error histórico y otros como una gestión bien hecha. En esa infinidad de ejemplos seguramente esté para muchos el paso que fuera de Columna y luego del Silencio en el Desprecio de Herodes y que la ciudad perdió primero cuando la imagen de Ortega Brú fue a parar a Córdoba y posteriormente cuando la corporación califal lo vendió a Lucena.

Ese histórico paso, con un canasto del siglo XVIII que refleja muy bien lo que podría ser el estilo procesional habitual de la ciudad -que no es, ni de lejos, esos grandes pasos importados ya sabe usted de dónde-, está ahora en venta. Una mala situación económica de la hermandad actualmente propietaria, la Pasión de Lucena (en Córdoba) ha obligado a que sus hermanos decidieran hace una semana vender el paso del Señor de Medinaceli por un precio de 180.000 euros.

La joya procesional que un día perdió la ciudad, por tanto, vuelve a estar en el mercado. ¿Y si se planteara su regreso a Cádiz, entendiendo que el precio estipulado por la corporación de Lucena es asumible? ¿Y si alguna cofradía o parroquia se planteara traer las andas de nuevo a su lugar de origen? ¿Cómo quedaría ahí el Nazareno del Patio en su vía crucis cuaresmal? ¿O el Señor de la Humillación de Santiago? ¿O La Cena en sus traslados del día de Corpus? ¿Puede valer para Borriquita en Cristo Rey?

Aunque todas estas no sean nada más que meras especulaciones, lo cierto es que a este paso que ahora está en el mercado cofradiero no le faltarán novios, seguramente, que quieran ver procesionar a sus titulares sobre el espectacular canasto. El notición sería que se lograra que este patrimonio que un día perdimos en Cádiz volviera, reparando así uno de los errores históricos que pueden enumerarse en las cofradías gaditanas.

http://www.diariodecadiz.es/cadiz/vende-joya-BgaditanaB_0_1152484816.html

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deje su Opinión...

 
Realizado Por Grupo CofradiasTv | Publicado para Blogger .
© Copyright 2011 CofradiasTv Todos los Derechos Reservados.