_

Paco Reguera: “El mundo del costal va a volver a atrás”

26 julio 2017

send email
print this page
Paco Reguera junto a su hijo. / Costaleros del Nazareno
Cerca de cuatro décadas de experiencia al frente de los pasos de la Semana Santa de Sevilla, 38 años mandando al misterio de la Hermandad de la Redención el Lunes Santo, la cual ha visto crecer “Alguna culpa habré tenido”. Más de 25 llamando el martillo del señor del Desamparo y Abandono. Su voz suena a Semana Santa, Paco Reguera conoce el mundo del costal, y sabe cómo está cambiando “Los chavales que llegan ahora tiene trabajo aprendido, antes había que enseñarlos”. Además, no deja indiferente a nadie y tiene una cosa muy clara “Los cambios de capataces son un problema para la hermandad y para la cuadrilla”. En la misma línea reivindica la figura del capataz “Cuando se delega en el capataz, la corporación no tiene ningún problema, él lo solucionará”. ¿Será capataz del nazareno de la Humildad? ¿Cree en las cuadrillas de hermanos costaleros? ¿Afición o devoción?

¿Cómo ha evolucionado el mundo del costal?

Ha evolucionado y cambiado mucho. Cuando yo comencé era un fiel defensor de los hermanos costaleros. Pero con el paso de los años, qué duda cabe que va sufriendo cambios. Entonces algo que yo tenía muy claro, te vas dando cuenta que cada vez es menor. La gente joven de las hermandades no tiene la afluencia que nosotros teníamos en nuestra época, está como un poco más pasota, vienen menos, se crean más problemas… Sin embargo hay algo bueno, los chavales que llegan ahora tienen trabajo aprendido, antes había que enseñarlos.

¿Es partidario de las cuadrillas de hermanos costaleros al completo?

Ahora mismo, en la situación que me encuentro, si fuese hermano mayor de una hermandad, propondría que los hermanos que quisiesen pertenecer a la cuadrilla se pongan a disposición del capataz de la corporación, este decidirá si es válido o no. Y si hiciesen falta gente ‘de la calle’ pues habría que tirar de ellos. Creo que el mundo del costal va a volver a atrás.

¿Entiende que se obligue a ciertos costaleros a ser hermanos?

No soy partidario de que se obligue. Creo que las hermandades que menos exigen son las que mejores cuadrillas tienen. Los pasos no se llevan sólo con los sentimientos, tú podrás querer mucho a tus imágenes, pero si el hermano no conoce lo suficiente el trabajo, posiblemente el paso no llegue de vuelta. No todo el mundo vale para ser costalero.

A usted, ¿le dan libertad en las hermandades?

Hasta ahora la he tenido. En el momento que he visto algo que no me ha gustado me he marchado.

¿Qué valoración hace del continuo cambio de capataces que se produce en ciertas cofradías?

Eso es un problema para la hermandad y para la cuadrilla. Lo primero que pierde la cofradía es su sello, cada capataz nuevo va a intentar imponer su filosofía. Hay hermandades que tienen perdido el norte. Además, viene el problema de los hermanos de abajo, ¿por qué pones a este, y quitas al otro?

En estos casos, ¿el problema surge por las hermandades?

El problema, a collación de la pregunta anterior, surge cuando tienes cuadrillas de hermanos costaleros y llega un cabildo de cuentas, y en el punto de asuntos varios, hay quién se levanta y comenta “es que este capataz tal, el otro cual…”. Entonces surgen los problemas, cuando las cuadrillas no sean de hermanos, esos conflictos se lo van a quitar las hermandades de encima.

Dentro de las corporaciones, ¿se le da excesiva importancia al mundo del costal?




Creo que las hermandades no deben darle mucha importancia. Están pasando muchas cosas en Sevilla porque algunas le están dando una trascendencia excesiva. Cuando se delega en el capataz, la corporación no tiene ningún problema, él lo solucionará. Lo que no puede ser es que no cuentes con un hermano, y se forme un lío con la junta de gobierno. El capataz es el que decide. Los hermanos ponen a la junta de gobierno, esta al capataz, y este a los costaleros. En el momento en que la junta se mete en temas del capataz, malo.

Costaleros, ¿afición o devoción?

Creo que tiene que haber de las dos cosas. Sinceramente. El costalero aunque no sea hermano de una hermandad tiene el mismo sentimiento que él que lo es. Te puedo asegurar que el costalero trabaja sabiendo lo que tiene arriba. ¿De verdad pensáis que es simplemente por gusto él estar ocho y nueve horas debajo de un paso?

Este boom del costal, cada vez hay más personas que acuden a las igualas… ¿es positivo?

Si hay cantidad hay calidad. Otra cosa es que valgan todas las personas. Yo siempre comento, “Mis costaleros le valen a todo el mundo, pero los de los demás a mí todos no me valen”.

¿Por qué dimitió como capataz de la virgen del Rosario de la Hermandad de Monte-Sión?

Yo les pido a mis costaleros que respeten a sus compañeros y a su junta de gobierno. En este caso había algo que estaba afectando a la cuadrilla a través de un pulso de dos personas de la junta, pues antes de que vaya a más, el que se va soy yo. Sigo siendo hermano, no tengo nada en contra de la Hermandad, ni contra el hermano mayor, ni contra nadie de la junta de gobierno.

¿Es consciente que a raíz de la forma de andar del misterio del Beso de Judas, la hermandad ha crecido bastante?

Hombre, yo era nazareno del cristo y éramos y 100, y 250 en la virgen –año 1968 y 1969-. Hoy día el penitente morado ha superado al verde, algo muy extraño. Alguna culpa habré tenido –sonríe-.

¿Le gustaría comandar el paso del nazareno de la Humildad?

-Reflexiona-. No me planteo nunca si debo mandar o no a un paso. Si lo tuviese que hacer, pues lo haría y ya está. En primer lugar por respeto a la Hermandad. Lo que más me ha gustado en el Cerro fue sacar por primera vez a la calle al señor del Desamparo y Abandono. Por lo tanto, como decía Pepe Ariza, “a mí me gusta mandar pasos”.

Paco Reguera junto a su hijo. / Costaleros del NazarenoPaco Reguera junto a su hijo. / Costaleros del Nazareno
¿Piensa en la retirada?

La tengo más que pensada. Sé que tiene que llegar. Muchas veces reflexionas, me tengo que retirar, pero mientras las fuerzas te aguanten, no hay necesidad, me veo con fuerzas. Como pasó con Rafael Ariza, él me decía “Paco, muchas veces hacemos mejor labor hablando por los costeros, y que los niños manden los pasos, antes de hacerlo nosotros”, y él murió mandando pasos. –visiblemente emocionado-.

Para concluir, ¿Cuál ha sido su mejor momento como capataz?

Tengo que estar muy agradecido a todas mis imágenes. Creo que he hecho todo lo que tenía que hacer como capataz. En 1982 hice el centenario de El Cachorro, he mandado una coronación, la Virgen de los Dolores de El Cerro, he mandado a la Virgen de las Nieves cuando le dieron el título de gloria, he sacado por primera vez a una cofradía. Llevo 37 años en el Beso de Judas, he sacado un Cristo crucificado en Sevilla –Salud de Monte-Sión- que no había salido jamás y que, quizás, nunca lo vuelva a hacer en un paso, he llevado a la Virgen del Rosario dos veces de forma extraordinaria a la Basílica de la Macarena. Creo que lo he tenido todo.

https://denazaretasevilla.com/2017/07/24/paco-reguera-el-mundo-del-costal-va-a-volver-a-atras/

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deje su Opinión...

 
Realizado Por Grupo CofradiasTv | Publicado para Blogger .
© Copyright 2011 CofradiasTv Todos los Derechos Reservados.