Publicidad

.

México, Roma y Estados Unidos: Imaginería cordobesa por el mundo

21 julio 2017

send email
print this page

Un imaginero boliviano afincado en Córdoba, otro de Puente Genil con taller en Triana y un consolidado escultor son algunos de los artistas que llevan la marca Córdoba por el mundo. Y lo hacen a través de la religiosidad que despiertan sus obras por enclaves como Chiapas, el Colegio Español de Roma o en Estados Unidos. Una muestra inequívoca de la pontencialidad del arte cordobés, reflejado en los trabajos de Juan Bautista García, Antonio Bernal y Edwin González.

Roma

La imagen de San Juan de Ávila, que el Cabildo de la Catedral de Córdoba regalaba al Pontificio Colegió Español de San José de Roma, era bendecida por el obispo, Demetrio Fernández, el pasado mes de octubre. La escultura -además de representar a un santo cordobés y Doctor de la Iglesia desde que en 2012 lo reconociera así el Papa Benedicto XVI- es una reproducción a menor escala de la que se encuentra en la Catedral de Córdoba. A ello hay que sumar que la misma eraelaborada por el reconocido imaginero cordobés Antonio Bernal. De hecho, la que se halla en el templo mayor de la Diócesis de San Juan de Ávila, también se debe a la autoría del prolífico escultor cordobés. Cabe recordar, en este sentido que, ya en el mes de junio, Antonio Bernal era testigo de la bendición de la imagen del beato Cristóbal de Santa Catalina, que se venera en la iglesia-hospital de Jesús Nazareno. En esta ocasión, la producción del artista ha llegado a la ciudad que es una de las grandes cunas del arte.

México

El imaginero pontanés, afincado en Sevilla, Juan Bautista García concluía hace unos meses una obra muy especial. Se trataba de una dolorosa de tamaño académico, destinada a una colección privada en San Cristóbal de las Casas Chiapas. La Virgen tiene un tamaño de 45 centímetros, lo que como indicaba el imaginero “ha supuesto un mayor grado de dificultad a la hora de conseguir la precisión en el modelado y la incorporación de postizos”. Ha sido representada con las manos entrelazadas y actitud orante con la intención de situarla a los pies de un crucificado del mismo formato. Presenta un recogido griego y un top, siguiendo las tendencias actuales, que deja entrever parte la anatomía, con intención de huir del candelero convencional de este tipo de imágenes.




Estados Unidos

Por su parte, el imaginero boliviano afincado en Córdoba, Edwin González, también ha realizado un salto transoceánico en su labor. Así, el autor del Cristo de la Luz de la hermandad de la Cena o de la nueva imagen de Don Bosco de los Salesianos ha realizado esta vez un Cristo crucificado de 32 centímetros. Tallado en madera de cedro policromado al óleo imitación marfil, sobre una cruz en madera de ébano de 68 centímetros. La imagen llegó a Estados Unidos la pasada Semana Santa.

http://www.lavozdecordoba.es/religion-y-cofradias/2017/07/19/mexico-roma-estados-unidos/

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deje su Opinión...