Publicidad

.

La Semana Santa de Castilla y León en riesgo por el ataque del Gobierno autonómico

20 julio 2017

send email
print this page
El furibundo ataque contra la Semana Santa castellano-leonesa perpetrado por la Junta de Castilla y León en la persona del consejero de Educación, Fernando Rey – cabe recordar que independiente en un ejecutivo del Partido Popular – continúa elevando su nivel de persecución y menosprecio a las Cofradías, cuyo origen se encuentra en la determinación del gobierno autonómico de modificar las vacaciones de los alumnos de tal modo que no coincidan con la Semana Santa, que pasará a ser laborable a partir del curso 2018-2019, en lo que supone un ataque sin precedentes a una de las tradiciones más importantes de Castilla y León, vilipendiada por el gobierno del Partido Popular. Una decisión que, de haber sido tomada por un equipo de gobierno con otro color diferente estaría recibiendo áridas críticas por parte de buena parte de los medios de comunicación afines a determinada tendencia política pero que al ser perpetrada por el Partido Popular está siendo prácticamente silenciada lo que provoca una clara indefensión para las cofradías y los cofrades.

La última ocurrencia de este sujeto, que parece claramente determinado a provocar un daño irreparable en una tradición de siglos, es insultar a los cofrades asegurando de no han leído bien el mandato de las Cortes “que tiene una redacción cuidada” en lo que debe ser un caso insólito de texto bien redactado en sede parlamentaria ya que conocida es la incompetencia generalizada de la clase política en este campo, que se evidencia con gran frecuencia en leyes incomprensibles y de imposible aplicación coherente.

En un arrebato de demagogia barata y de huida hacia adelante, el ciudadano Rey ha asegurado que la aplicación del ataque a las cofradías se ejecutará en el curso 2018-2019 y no en el próximo, como si eso restarse un ápice de gravedad al irracional atentado gratuito contra una de las Semanas Santas más importantes de España ante el silencio cómplice de quienes dicen defender todo lo relacionado con la iglesia y las tradiciones más íntimamente enraizadas en la cultura española, partidos y medios de comunicación, que deberán cargar en sus conciencias con un daño irreparable que tendrá consecuencias imprevisibles por el capricho de un sujeto cuyo ataque a las cofradías debe tener origen en razones personales que hasta el momento no han trascendido.




No obstante, conocida es la polémica suscitada a raíz de su nombramiento como consejero, como independiente, después de sus ataques sin coto al Partido Popular hasta fechas muy cercanas a su propia designación, lo que levantó protestas entre la propia militancia popular que no alcanzaba entender su nombramiento después de sus continuas andanadas contra el partido. Además, Rey se ha significado activamente en defensa de la presunta memoria histórica, denunviando la ” desprotección de las víctimas del franquismo” y calificando de ” insuficiente” la Ley aprobada durante el mandato del también leonés José Luis Rodríguez Zapatero. Además formó parte como “experto” del Comité designado por el Gobierno para elaborar el informe previo de lo que iba a ser el II Plan de Derechos Humanos para derogar la Ley de Amnistía de 1977 o, al menos, garantizar que dicha normativa no frustra las investigaciones de delitos cometidos durante la Guerra Civil y la Dictadura. Datos todos ellos que podrían arrojar luz a todo lo que está realizando para dañar a la Semana Santa.

La actitud chulesca del dirigente político insinuando que los cofrades no saben leer bien, solo puede ser contestada con toda la contundencia del mundo por parte de las cofradías y sobre todo por los cofrades de toda Castilla y León. En primer lugar, echándose a la calle en defensa de su supervivencia, claramente amenazada por el capricho de este sujeto, en segundo lugar exigiendo al Partido Popular el cese inmediato de este individuo, cuya animadversión y ataque a todo lo que huele a incienso no podría ser superado miembro alguno de ningún otro partido que, bajo la etiqueta de extrema izquierda, recibe duras críticas por parte de cierto sector de la población y los medios, cuando perpetran ataques de calibre muy inferior al que está protagonizando este personaje, y tercero, si no se atiende su petición logrando que la logica impere, poniendo en marcha una insumisión cofrade de tal modo que ningún niño de un cofrade castellano-leonés pise una escuela en Semana Santa, en defensa de la tradición del pueblo, vilipendiada por la actitud grotesca y caprichosa del mayor enemigo que han tenido las cofradías españolas en las últimas ocho décadas; si hay que demostrar fuerza, hágase, a grandes males, grandes remedios, y de paso solicitar la solidaridad de todos los cofrades de España.

http://www.gentedepaz.es/la-semana-santa-de-castilla-y-leon-en-riesgo-por-el-ataque-del-gobierno-autonomico/

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deje su Opinión...