_

La música procesional llora el adiós de uno de los grandes

01 julio 2017

send email
print this page

El inconfundible trío de Esperanza Macarena suena hoy más luctuoso porque su autor, Pedro Morales Muñoz, ha fallecido este viernes 30 de junio. Con el adiós del que fuera director de la Banda del Regimiento Soria nº 9 y el gran discípulo de otro maestro de la música (inmortal en sus melodías), Pedro Gámez Laserna, se va uno de los grandes clásicos de la marcha procesional. Si bien, el valioso legado que deja es parte de la mejor historia de las cofradías.





Pedro Morales

Morales nació el 24 de enero de 1923 en la localidad jienense de Lopera. Como indica Marchas de Procesión en su reseña biográfica, el inolvidable músico comenzó su andadura musical a los ocho años, estudiando con Pedro Gil Lerín, director de la formación musical de su localidad natal especializándose con el flautín. Con el paso de los años fue el clarinete, el instrumento que centró sus esfuerzos. En 1943, ingresa en el cuerpo de músicos militares, donde obtiene plaza de sargento y es destinado a Córdoba, donde conocerá a uno de sus grandes amigos, Pedro Gámez Laserna. Por recomendación de éste, Morales parte hacia Madrid, para mejorar profundizar sus estudios musicales en lo que respecta a armonía, contrapunto, fuga y dirección de orquesta y coral.

Años más tarde es promovido al empleo de Teniente Director de Música del Regimiento Granda 34, con sede en Huelva. Tras estar destinado como director de la Música Militar en la capital onubense, llega su momento más soñado y consigue obtener plaza como miembro de la banda de la música del Regimiento de Soria nº9, banda que dirigía por entonces Gámez Laserna. Entre 1962 y 1967 pasa a dirigir la banda de la Academia de la Infantería de Toledo, dotando a la misma de una gran calidad musical y adquiriendo un gran dominio en la dirección de la misma. En 1967, cuando regresa a Sevilla y de qué manera, como director de la antedicha Soria 9, sustituyendo a su maestro y amigo Gámez Laserna. En ella, permanece como director, hasta el año de que jubilación en 1983, un año más tarde en 1984 es Abel Moreno Gómez, quien toma el testigo de esta prestigiosa banda.

Esperanza Macarena, Virgen de la Paz, Virgen de los Negritos, Virgen de Montserrat o La Soledad son algunas de las piezas que han hecho inmortal al gran Pedro Morales. A Córdoba le regaló María Santísima de la Esperanza, Descanse en Paz.

http://www.lavozdecordoba.es/religion-y-cofradias/2017/06/30/la-musica-procesional-llora-adios-uno-los-grandes/

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deje su Opinión...

 
Realizado Por Grupo CofradiasTv | Publicado para Blogger .
© Copyright 2011 CofradiasTv Todos los Derechos Reservados.