El hermano mayor de Las Aguas de Cádiz presenta su dimisión irrevocable

07 julio 2017

send email
print this page
Imagen relacionada
Semana crítica para la hermandad de Las Aguas. Después del revuelo originado por los anuncios de sustitución de Polillas por una banda de cornetas y tambores para el paso de misterio y, sobre todo, de la destitución de Gerardo Navarro como capataz de este paso, después de 22 años, en el día de ayer fue el hermano mayor de la corporación, José María Macías, quien presentó la renuncia a su cargo de manera irrevocable.

La situación de incertidumbre en la que se ha instalado la hermandad con respecto a su sede canónica y, sobre todo, al lugar desde donde realiza la estación de penitencia el Miércoles Santo ha sido el detonante de la decisión adoptada por Macías. "Son muchos problemas", resumía en la tarde de ayer, recordando que cuando la hermandad salió del Oratorio de San Felipe -precisamente con él como hermano mayor, en su anterior etapa- se recurrió a la fórmula de procesionar el Miércoles Santo "como una solución provisional". "Y llevamos ocho años así", afirmaba Macías ayer.





LA PARROQUIA DE SANTA CRUZ NO HA CONFIRMADO AÚN A LA HERMANDAD QUE PUEDA SALIR EN 2018
La situación, además, no ha hecho si no agravarse, ya que a la tardanza de la parroquia de Santa Cruz este último año para confirmar a la hermandad que podía procesionar desde allí, se le une el requisito de tener que acordarlo ahora cada año. Un acuerdo que de cara a 2018 aún no se ha adoptado por parte del consejo parroquial. "No podemos estar aún con el interrogante de si Santa Cruz nos va a permitir salir el próximo año", lamentaba el ya ex hermano mayor.

Este problema de sede lo ha intentado solucionar la junta de gobierno desde que tomó posesión del cargo hace apenas ocho meses. Así, han llamado a la puerta de la iglesia del Carmen, de San Antonio o del Oratorio para establecerse allí. Y en todos los casos ha recibido la negativa por respuesta. Por eso, José María Macías lanza un grito desesperado al delegado episcopal de Hermandades, Juan Enrique Sánchez, al que pide "que por favor solucione este problema de la hermandad".

A esta situación se une, reconoce el que fuera hermano mayor, presiones internas de un grupo de hermanos "que está permanentemente fiscalizando lo que hacemos, y eso no se puede aguantar". En los últimos días, parece ser que este grupo de hermanos (integrado por miembros de la junta de gobierno anterior) estaba recogiendo firmas para convocar un cabildo extraordinario y pedir una serie de explicaciones a la junta de Macías por las situaciones generadas o las decisiones tomadas en estos ocho meses de gestión que lleva al frente de la corporación del Miércoles Santo.

La dimisión presentada ayer tarde en la sede del Consejo viene a coincidir también con el revuelo que las últimas decisiones de la junta de gobierno -prescindir de Gerardo Navarro y de Polillas- había generado entre los cofrades. Pero José María Macías asegura que esto no tiene nada que ver con la decisión adoptada.

El resto de la junta de gobierno de la hermandad tenía previsto reunirse anoche para analizar la situación generada tras la renuncia de Macías y tomar una decisión de cara al futuro para solucionar esta vacante de hermano mayor que ayer llegó de manera sorprendente.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deje su Opinión...

 
Realizado Por Grupo CofradiasTv | Publicado para Blogger .
© Copyright 2011 CofradiasTv Todos los Derechos Reservados.