Afligidos de Puente Genil “pone en su sitio” al dimitido Álvarez Gaitica

Hace un par de días, el capataz sevillano José Luis Álvarez Gaitica, hasta el momento capataz general de la Hermandad de la Santa Cruz de la localidad cordobesa de Puente Genil, levantó una agria polémica a raíz de su dimisión y una polémica entrevista concedida a un medio digital – de la que nos hicimos eco en Gente de Paz – en la que se titulaba que “la hermandad había mostrado el camino de salida” al que durante siete años ha sido el capataz de su paso de palio y que en los últimos meses ha ejercido de capataz general y el protagonista se expresaba con una inusitada dureza contra la Junta de Gobierno de la cofradía y contra quien ha sido su compañero hasta su renuncia, el capataz cordobés David Pinto Sáez. Unas manifestaciones de las que la hermandad ha querido salir al paso mediante un comunicado; difundido a través de sus canales oficiales de información, en el que puntualiza, punto por punto, las graves acusaciones del dimitido.

El comunicado pone de manifiesto que “ante la gravedad de las declaraciones realizadas por el excapataz de la Virgen del Rosario, José Luis Álvarez Gaitica en una entrevista realizada recientemente por Rocío Puebla (costalera de su confianza), y ante la incertidumbre y malestar creados entre los hermanos de la cofradía y la mala imagen que de ella se ha dado en toda la provincia, se hace necesario responder a dichos comentarios llenos de medias verdades y falsedades, que entendemos que han sido realizadas con la intención de dañar a una institución de reconocido prestigio y personalmente a algunos de sus hermanos”.

En este sentido la hermandad pontanesa afirma que “el titular del artículo es totalmente incorrecto. La Hermandad no ha abierto las puertas a nadie para que se vaya. Fue el propio Gaitica quien presentó su dimisión justo al día siguiente de haber sido confirmado como capataz de la Santa Cruz por esta junta, además de haberlo hecho ya anteriormente como capataz de la Virgen del Rosario. Esta dimisión llega por su desacuerdo con la decisión de la Junta de confirmar también a David Simón Pinto como capataz del paso del Señor. Como es de lógica, la Junta de Gobierno no puede aceptar presiones de nadie y menos aún cesar a ningún hermano en su cargo por presiones de otro al haber tenido desavenencias con él”.

La cofradía explica que ” En septiembre de 2016, tras la dimisión del anterior capataz del paso del Señor, Gaitica se ofrece a la Junta de Gobierno proponiendo una fórmula nunca llevada a cabo en Puente Genil: Hacer un solo equipo de capataces para la hermandad bajo su dirección como capataz general, señalando que ya lo había hablado con David Simón Pinto (que era la persona que entre la junta se postulaba ya con anterioridad como capataz del paso de misterio), de manera que él seria capataz general, aunque incardinado en el palio, mientras que Pinto estaría a cargo del Señor con la colaboración de algunos miembros del equipo de Gaitica y hombres de confianza de Pinto, a ser posible hermanos de la cofradía. La junta acepta dicha fórmula para ponerla en práctica sólo un año, haciéndole a Gaitica una serie de indicaciones en la manera de atender a los costaleros”.

El comunicado explica que “tras la igualá en noviembre y hasta el primer ensayo, Gaitica, alegando exceso de trabajo, deja solo en la responsabilidad del Misterio a Pinto, quien realiza todo el trabajo previo a los ensayos con una gran falta de comunicación por parte del capataz general. Esta incomunicación hace que Pinto actúe solicitando permiso para sus acciones a la propia junta, procediendo ésta a autorizarlas en algunos casos y a rechazarlas en otros. Esto junto con la desautorización pública delante de los costaleros que en varias ocasiones hace Gaitica a Pinto, sin haber valorado tan siquiera su trabajo, es el inicio de una serie de desencuentros entre ambos capataces, por lo que la Junta llama a capítulo a Gaitica y a todo el equipo para poner solución a la falta de coordinación, incomunicación y sobre todo el no haber sabido o querido integrar en dicho equipo a Pinto y sus hombres y no haber seguido las indicaciones de la Junta. En esa reunión, previa al segundo ensayo, se acuerda de manera conveniada, el cese como capataz general de Gaitica, y volver de nuevo al sistema de dos equipos. Este “pacto de caballeros” se acuerda no hacerlo público para no perjudicar el prestigio de Gaitica. A partir de entonces, jugando con las medias verdades, el ambiente se hace insostenible, trasladando el malestar a las cuadrillas, especialmente a la de la Virgen”.




La Junta de la corporación subraya que “es completamente falso que la Diputación Mayor de Gobierno haya emitido un informe negativo sobre la actuación como capataz de Pinto durante el Martes Santo, al contrario, tanto el informe de la Diputación Mayor, como la valoración general realizada por la Junta de Gobierno y la solicitada a la cuadrilla de costaleros son altamente positivas. Lo único que se puntualiza en este informe son algunos detalles a mejorar, entendiendo que es el primer año de un nuevo equipo y un nuevo sistema de cuadrilla. Al igual que se emitió valoración satisfactoria de Gaitica ante la Virgen, aunque con menos unanimidad por parte de la cuadrilla de costaleras, y detallando también algunos aspectos a mejorar“.

El texto profundiza de manera contundente poniendo de manifiesto que “es completamente falso que, durante la reunión mantenida con las costaleras para informar sobre la dimisión del capataz, el cofrade mayor o la Junta de Gobierno las hubieran “incitado” para que le llamasen y lo convenciesen para quedarse. Fueron algunas de las costaleras asistentes las que pidieron permiso para poder hablar con él, además de pedirle al cofrade mayor que volviera a llamarlo para intentarlo, cosa que éste hizo, por respeto a ellas, al día siguiente, a sabiendas de que Gaitica ya había firmado con otra hermandad de Espartinas para dirigir un paso de Cristo el Martes Santo. Sobre este particular no vamos a entrar, para no dar más pábulo a otras especulaciones”.

La hermandad califica como “lamentable, el hecho de que Gaitica vincule su dimisión en las otras hermandades de Puente Genil con lo ocurrido en nuestra cofradía. No es de recibo que una decisión personal la achaque a terceros con la mera intención de llevarnos a algún tipo de enfrentamiento entre hermandades que desde hace mucho tiempo tenemos vínculos fraternos” y “aún más lamentable que en unas declaraciones públicas, ataque directamente a un hermano de esta cofradía, y anterior compañero suyo, con la única intención de desprestigiar Inscrita el 23/10/1995 en el Registro de Entidades Religiosas, Sección Especial (Católicas), del Ministerio de Justicia con el nº 016893 no sólo su gran trayectoria como capataz, sino como persona influyente en los ámbitos cofrades y culturales de Córdoba”.

La Junta de Gobierno asume “ante la cuadrilla de costaleras y el resto de hermanos de la cofradía los errores que ésta haya podido cometer en la gestión de un tema tan espinoso como éste, en donde sólo ha intentado intermediar para llegar a un buen término. De la misma manera lo hizo también David Simón Pinto, quien el mismo Martes Santo tras la estación de penitencia, puso su cargo a disposición de la Junta, respondiendo ésta con su confirmación como capataz” confirmando que “también Gaitica, a título personal ha reconocido ante miembros de la Junta sus errores, pero no públicamente“.

Finalmente la Junta de gobierno “lamenta enormemente que una persona, a la que se ha querido mucho en esta hermandad, y con la que siempre estará agradecida, haya tenido esta salida de tono con la que la ha perjudicado enormemente. Ojalá que el Señor y su Virgen del Rosario, no se lo tengan en cuenta, tal y como a partir de ahora no lo tendremos nosotros, por lo que con este comunicado, dejamos cerrado este tema, con la esperanza de seguir trabajando por una gran hermandad con la colaboración de todos.”

Álvarez Gaitica se hizo cargo del puesto de capataz general de la cofradía tras la renuncia de Daniel Jesús Carmona como capataz del paso de misterio de Nuestro Padre Jesús de los Afligidos. En aquél momento, el capataz sevillano, capataz del paso de palio de Nuestra Señora del Rosario en sus misterios dolorosos los últimos siete años, fue nombrado capataz general, siendo designado David Pinto Sáez, capataz del paso de misterio de Nuestro Padre Jesús de los Afligidos. La polémica entrevista, en la que se afirmaba que la hermandad había mostrado la puerta de salida a Álvarez Gaitica,

En palabras del capataz “el problema inicial empieza en el mes de diciembre”, cuando ”se instalan las alturas de las trabajaderas del paso y se hacen unos cambios que no se me comunican como capataz general, según la Hermandad por falta de fluidez en la comunicación entre Pinto y yo algo que no tiene cabida porque el capataz es el que toma las primeras y las últimas decisiones”, añadiendo que “a partir de ahí hay un tira y afloja constante por hacerse el nombre en la cuadrilla del Señor”, manifestándose con una inusual dureza contra el capataz cordobés asegurando que “en multitud de ocasiones hemos trasladado que David Pinto no estaba siguiendo con la humildad que la Hermandad nos había pedido” acusando adicionalmente que han sido “otras personas” las que han “buscado protagonismo”, un protagonismo que no ha sido buscado por parte de su equipo, según afirma Álvarez.

El capataz profundizaba en su duro discurso asegurando que “todo esto se comunicó al Cofrade Mayor en infinidad de mensajes y llamadas telefónicas” obteniendo como respuesta que “mirásemos por el bien de la Hermandad”. Además añade que “hubo una reunión encubierta, un pacto entre caballeros de no agresión, pacto que no se ha cumplido por la otra parte, porque no se cumplió que el equipo sea de la gente de abajo, de hecho – afirmaba Alvarez – Pinto trajo gente externa de Córdoba”. Así mismo el capataz dimitido afirmaba que “dicho informe se ratifica en la reunión posterior de la Junta de Gobierno con las costaleras se da por cierto y confirman que se le iba a llamar la atención a Pinto por ello”. Sin embargo el 11 de junio el capataz sevillano recibe la noticia de la “ratificación de Pinto, atendiendo a que ha hecho una labor encomiable en la Hermandad y que hay un grupo de costaleros que lo apoya sin especificar el número”, en palabras de Álvarez Gaitica.

Esta decisión motivó que el capataz sevillano presentase su carta de dimisión tras consultarlo con su equipo de confianza “ya que íbamos a salir muy tocados de cara a las demás hermandades”. Finalmente Alvarez Gaitica afirma que “el palio está hecho un bombón para cualquier capataz ya que el listón de esa cuadrilla es altísimo tanto técnica como emocionalmente” pero el equipo ha valorado la situación concluyendo que “si la Hermandad nos deja con esta falta de autoridad preferimos presentar la carta de dimisión y que sea otra quien tome las riendas de una de las mejores cuadrillas que hay en Puente Genil y comarca”.

http://www.gentedepaz.es/afligidos-pone-en-su-sitio-al-dimitido-alvarez-gaitica/

Otras Entradas relacionadas

cargando...

Comentarios

Publicar un comentario