_

Un oro muy deslucido en Cádiz

23 junio 2017

send email
print this page
Imagen del acto.La más polémica en su concesión y la más discreta y deslucida en su entrega. La Medalla de Oro de la ciudad que el Ayuntamiento acordó entregar a la Virgen del Rosario con motivo del 150 aniversario de su Patronazgo no se libra de la polémica. Si hace unas semanas fue por la decisión de Podemos de apoyar la propuesta -en contra de lo que el partido abogaba a nivel nacional, lo que ha sido muy criticado dentro y fuera de Cádiz y de la propia formación morada-, en el día de ayer fue por el modo en que se hizo entrega de este reconocimiento.Quiso el equipo de gobierno salir de la encrucijada que la medalla provocó por la puerta de atrás. Y convocó un acto en plena mañana de un día laborable y sin apenas margen de anuncio. No se impuso la medalla a la Patrona, sino que se citó al prior de los dominicos, Pascual Saturio, para que la recogiera.

Trece minutos, a lo sumo, duró la ceremonia, del todo deslucida. En primer lugar porque no estuvo presidida por el alcalde de la ciudad, José María González, que según fuentes municipales se encontraba a esa hora en Diputación; en segundo lugar, porque a esta ausencia se unieron las de otros 19 concejales, nada menos, que se ausentaron de sus sillones, limitando la representación municipal ayer a dos miembros del equipo de gobierno (David Navarro, que presidió el acto, y Adrián Martínez de Pinillos), a tres concejales del PP (Ignacio Romaní, Vicente Sánchez y Alejandro Varela) y a un concejal socialista (Victoria Rodríguez) y otro de Ciudadanos (Juan Manuel Pérez Dorao).

La ausencia de concejales no fue, ni de lejos, compensada por el público. Ante la premura y las condiciones de la convocatoria, tan solo se dieron cita en el Salón de Plenos ocho personas -al margen de los medios de comunicación que cubrieron la entrega de la medalla-, todas ellas relacionadas de alguna forma con la Virgen del Rosario y el convento de Santo Domingo.






En su intervención, David Navarro quiso justificar de nuevo la encrucijada de su grupo municipal en este asunto, poniendo en valor "el arraigo de la Patrona en la ciudad" y "la importancia de la Virgen en la vida de un importante número de vecinos desde la infancia" y aclarando que el acto se celebró ayer para que la Virgen luzca la medalla en la magna del sábado.

Tan evidente fue la incomodidad del equipo de gobierno en este asunto, que Saturio -que se confesó "conmovido y muy agradecido por ser quien le lleve a la Virgen otro trocito de Cádiz"- quiso en su intervención agradecer "especialmente a los que la concesión haya podido causar algún tipo de sufrimiento".

Muy molesto por el desarrollo de esta entrega de la medalla se mostró ayer el portavoz del PP en el Ayuntamiento, Ignacio Romaní, que denunció que el alcalde "no respete la mayoría" que ha querido conceder este reconocimiento. "Esta ciudad no se merece en ningún caso este tipo de alcalde, que dice lo uno y lo contrario. Dice que sí a la medalla para no echarse a los gaditanos encima pero se la entrega a escondidas para evitar una reprimenda de los suyos", valoró Romaní, que no escondió el enfado de su grupo "por esa actitud de intentar esconder la entrega de la medalla", cuando entiende el PP que algo así "debería ser un acto de honor y de distinción para que todos los gaditanos pudieran estar invitados, por lo menos un gran representación".

De hecho, aseguró el edil popular que el equipo de gobierno quiso hacer el acto "de tapadillo en el despacho del alcalde sólo con los portavoces" del resto de grupos; y denunció que querían "que sólo acudieran medios gráficos, en esa tendencia que tiene Podemos de decirle ahora a los medios qué tienen que cubrir y qué no".Con otra polémica servida en torno a esta Medalla de Oro, la cara amable la puso el prior dominico, que instantes después de recibir la insignia de manos de David Navarro se dirigió al convento y la colocó en el hombro izquierdo de la imagen, que hoy la lucirá en su traslado a la parroquia de San Antonio para participar el sábado en la procesión

Las últimas medallas, sin alcalde

No ha sido, ni mucho menos, la Virgen del Rosario la única imagen que recibe la Medalla de Oro de la ciudad pero no acude el alcalde a su entrega. Precedentes como el vivido ayer hay dos bien cercanos: el primero es del pasado año, cuando nadie del Ayuntamiento acudió tampoco a la imposición de la medalla de oro a la imagen del Nazareno -que concedió el gobierno de Teófila Martínez pero le tocó imponer al de José María González-. Y en 2013, la alcaldesa no asistió a la entrega de la medalla a la Virgen de los Dolores, concedida por su coronación canónica. En su lugar, la impuso José Blas Fernández.

http://www.diariodecadiz.es/cadiz/Ayuntamiento-entrega-polemica-medalla-Patrona_0_1147085943.html

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deje su Opinión...

 
Realizado Por Grupo CofradiasTv | Publicado para Blogger .
© Copyright 2011 CofradiasTv Todos los Derechos Reservados.