_

El antes y el después de una restauración (II)

29 junio 2017

send email
print this page
Las hermandades y cofradías cada vez más son más conscientes que no solamente hay que mostrar nuevos enseres o nuevas imágenes secundarias para los pasos, sino que se afanan por restaurar sus imágenes titulares para que sean sometidas a trabajos de limpieza, de conservación, problemas en policromías…
Continuando con el artículo publicado la semana pasada sobre las restauraciones, en éste se mostrarán cinco tallas más que han sido sometidas a un proceso de restauración durante estos años atrás.
La imagen de María Santísima de la Concepción de la Hermandad de la Trinidad ha sido una de las restauraciones más llamativas de los últimos años debido al cambio tan drástico con el cual regresó la Dolorosa a la sede de la corporación salesiana. Fue intervenida por el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH) en 2013, detectándose problemas como el deterioro en el ensamblaje y la mascarilla, levantamiento de la policromía, fisuras en la cabeza, repintes, y los tradicionales alfilerazos provocados a la hora de ataviar a la imagen. Se aconsejó también la sustitución del perno que sujeta la diadema y la realización de una limpieza completa. Su regreso con un aspecto muy diferente provocó cierta controversia en el mundo cofrade, continuando en la actualidad.







Concepción de La Trinidad antes y después de la restauración
A principios de este año que en pocos días terminará, la Iglesia de la Anunciación acogió el regreso de Nuestro Padre Jesús con la Cruz al Hombro, titular cristífero de la Hermandad del Valle, tras la restauración a la que fue sometido en el IAPH. Regresó con un rostro más claro del que había sido retirada toda la suciedad acumulada por el paso de los años, dejando ver los regueros de sangre por culpa de la corona de espinas. Se han eliminado los repintes de color no originales sobre la policromía, se han subsanado los problemas en los brazos, los desgastes y pérdidas de volumen por el roce de la cruz. Durante dicha restauración se llevaron a cabo estudios sobre la imagen dónde se pudo comprobar que en 1736, según consta en documentos de la Corporación, se intervino en el pelo y en la corona, dándole el aspecto estético actual. Emilio Pizarro y Cruz en 1878 y 1879 actuó sobre la imagen modificándole la cabellera y los ojos.
Nazareno del Valle antes y después de la restauración
En enero, al igual que el Nazareno de la Hermandad del Valle llegó a San Julián el Santísimo Cristo de la Buena Muerte, titular cristífero de la Hermandad de La Hiniesta una vez concluida su restauración por Pedro Manzano. Los trabajos de intervención, con una duración de ocho meses, consistieron en la subsanación de grietas que la imagen presentaba en algunos ensambles, limpieza y fijación de la capa de policromía y reintegración de lagunas exentas de color, se ha eliminado cera de las piernas del Señor. Además el propio restaurador aseguró que la imagen no presentaba ningún tipo de ataque por parte de xilófagos.
Buena Muerte de la Hiniesta antes y después de la restauración
La Patrona de la Archidiócesis de Sevilla fue sometida el pasado mes de noviembre a una restauración por parte del profesor Francisco Arquillo, con una duración de unos días. En dicha intervención se ha restablecido la policromía de manos y de la encarnadura dónde se podía observar vetas en las que se apreciaba la madera de la talla, logrando restituir mediante veladuras el color uniforme en las manos, Niño Jesús y rostro de la imagen mariana.
Virgen de los Reyes antes y después de la restauración
La Hermandad de Santa Genoveva acometió en 2013 la restauración de la imagen de Nuestro Padre Jesús Cautivo en el abandono de sus Discípulos en manos de Fernando Aguado, conocido imaginero de la Semana Santa de Sevilla. La intervención consistió en una limpieza profunda del rostro, pies y manos del Señor, la funcionalidad de la articulación de los brazos se había perdido, aparición de una serie de grietas así como la separación de ensambles y la necesidad de sustituir la peana por no ser su construcción la más acertada,al encontrarse en el mismo plano los tacos de sujeción de la talla a la misma y el plano que toca el suelo produciendo una alabeamiento de la misma.
Con dicha intervención, se descubrió una anterior realizada en 1987 por parte de Paz Vélez, su propio autor cuando le realizó un cuerpo anatómico dónde se retallaron las manos desde los nudillos a las muñecas conservándose el color original en los dedos y un óleo blanquecino igualando la tonalidad a base de veladuras añadidas.







Cautivo de Santa Genoveva antes y después de la restauración. Foto-Web Fernando Aguado
Cautivo de Santa Genoveva antes y después de la restauración. Foto-Web Fernando Aguado
http://denazaretasevilla.com/2015/12/10/el-antes-y-el-despues-de-una-restauracion-ii/

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deje su Opinión...

 
Realizado Por Grupo CofradiasTv | Publicado para Blogger .
© Copyright 2011 CofradiasTv Todos los Derechos Reservados.