«Me gusta romper moldes en los arreglos florales de las cofradías»

25 mayo 2017

send email
print this page
Francisco Corrales ultima un centro para la Virgen de las Penas.  c. domínguez Es el responsable de muchos de los exornos florales que se han visto en los pasos y tronos de la pasada Semana Santa de Ronda y de los que se contemplarán en próximas Glorias. También es el creador de la composición floral de varios de los altares de cultos que se pudieron ver en la pasada Cuaresma. La mayoría no conocen su nombre, pero sí que distinguen su trabajo.

Con 37 años, una exquisitez patente en sus obras y un sinfín de encargos que llevan su sello, Francisco Corrales Hidalgo se ha convertido en el florista de moda en Ronda. Su estilo poco convencional pero dentro de las normas del buen gusto y de la elegancia lo han convertido en el florista fetiche de las hermandades y cofradías de Ronda en el último tiempo.

¿Cómo nace Azahar Arte Floral de Benaoján?

«Hay veces que con poco presupuesto y un poco de gusto se hacen auténticas maravillas»
En su momento inicié estudios de arte, los cuales por circunstancias de la vida tuve que dejar. Probé con otro tipo de formación que nunca me llegó a llenar y un día determinado, junto a la que hoy en día es mi mujer, decidimos montar una floristería en Benaoján, nuestro pueblo. Por aquel entonces nos pusieron de locos por apostar por un negocio así, en un pueblo tan pequeño en el que no se estaba acostumbrado a las flores, pero hoy puedo decir que bendita locura porque llevamos ya 17 años sin parar.







¿Cómo surge el contacto con las cofradías rondeñas y para cuáles trabaja?
La primera hermandad que me brindó la oportunidad de trabajar con ella fue los Gitanos. Estaban cansados de la monotonía que se estilaba años atrás y decidieron apostar por mí para lograr un cambio. Vinieron a verme, hicimos un presupuesto y comenzamos a trabajar. Posteriormente surgió la colaboración con Vera Cruz, Cristo de la Sangre, Hermandad de la Aurora y los arreglos de la Colegiata de Santa María, así ya como trabajos fijos. Después también se han dado otros de carácter más puntual, como los llevados a cabo con la Virgen del Rosario del Prendimiento de Ronda.

Hasta hace unos años, cualquiera que tuviera un poco de más sensibilidad en una hermandad era el encargado de poner las flores, ¿reparan a día de hoy las hermandades más en los detalles acudiendo a un profesional?
Sin lugar a dudas. Es que no tiene nada que ver acudir a un aficionado, por buena intención que se tenga, con ir a un profesional que domina el medio. Yo no solo pongo las flores, sino que doy distintas ideas para el montaje, los cultos y pasos. Llega un momento en el que, como las hermandades saben lo que haces, confían en tu trabajo y se dan cuenta de que han hecho bien en su elección.

Los altares de cultos cada vez tienen una mayor puesta en escena ¿podemos hablar de una evolución en las priostías?
Es cierto. Por ejemplo, este año los cultos de la Hermandad del Cristo de la Sangre de Ronda han sido espectaculares. Normalmente ponían alrededor de las imágenes muchas velas con alguna que otra flor, mientras que este año, en el que me he encargado yo, hemos realizado un monte a los pies del Señor y otros arreglos en los de la Virgen que produjeron una estampa preciosa, nunca antes vista en esa hermandad. Hay cofradías, como la Vera Cruz, en las que sí existe una tradición de prestar mucha atención a los altares de cultos y sí es habitual ver esa escenografía cuidada, pero otras, como el ejemplo del Cristo de la Sangre que acabo de mencionar, han dado este año una gran sorpresa.

¿Qué diferencias hay entre los arreglos de Cristo y los de Vírgenes?
Son diferentes por completo. Lo primero que habría que ver es el tipo de hermandad, ya que las hay más alegres que permiten exornos más rimbombantes, y otras más serias, de negro, con otra filosofía que llevan arreglos más pequeños y discretos. El estilo de cada una va a marcar mucho el tipo de arreglo floral. De todas formas, por regla general las vírgenes suelen ir de blanco, aunque yo rehúyo de ese tono y me inclino más por el rosa como el que lució en su paso de palio la Virgen de la Amargura de los Gitanos, con flores distintas a las habituales. Los cristos suelen llevar rosas y claveles en color burdeos, corintos, granates u otras especies, como lirios morados. Trato de dar de lado al clavel rojo, que es lo convencional, y en todo caso opto por el cardenal. También usamos una especie de pinchos.

¿Está reñido el buen gusto con el presupuesto económico?
Para nada. Hay veces que con poco presupuesto se hacen auténticas maravillas siempre y cuando se tenga un poquito de gusto. Soy de los que pienso que en ocasiones menos es más. Por eso yo trabajo diferente a otras floristerías o profesionales que comienzan por preguntar el tipo de flor que desea la hermandad; yo el diseño lo inicio a partir del presupuesto con el que se cuenta y desde ahí creamos la mejor composición.

¿Cómo valora el nivel del exorno floral que lucieron las hermandades durante la pasada Semana Santa en Ronda?
Ha habido de todo. Hay muchas que han intentado copiarse las unas a las otras y eso es lo peor que se puede hacer. Otras han estado estupendas aunque no hayan estado bien colocadas las flores. Algunas han llamado mucho la atención. Para mí el mejor palio ha sido la Virgen de la Amargura de los Gitanos, mientras que de Cristo me quedo con el Señor del Perdón de Vera Cruz por elegante.

«Un arte»

¿Se puede calificar a la labor de colocar flores como un arte en sí mismo?
Yo lo vivo así. No vendo simplemente flores, creo arte; no relleno huecos, sino que creo espacios. Le presto mucha dedicación y paciencia a mi trabajo. Y lo mejor de todo es disfrutarlo una vez realizado y ver que a la gente le gusta y lo comenta.

¿Cuál es la esencia que caracteriza a Azahar Arte Floral de Benaoján?
Me gusta romper moldes y crear sentimientos innovando en los arreglos florales de las cofradías. Apuesto por aquello que en principio no se suele poner a una imagen para que se note más el cambio. Mi estilo propio al colocar las flores, el cariño y el tiempo que le dedico, o el uso de algunos tipos de flores menos convencionales, hacen que mi trabajo se diferencie de los de otros. Todo lo que veas que es imposible es de Azahar Arte Floral. Ese es mi sello y eso me enorgullece.

Parece que es el florista de moda en Ronda siendo de Benaoján, ¿se considera profeta en su tierra?
A veces. En Ronda soy mucho más reconocido, aunque de mi pueblo no me puedo quejar. También tengo en él muchos encargos y lo del florista de moda, eso dicen por ahí.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deje su Opinión...

 
Realizado Por Grupo CofradiasTv | Publicado para Blogger .
© Copyright 2011 CofradiasTv Todos los Derechos Reservados.