Tres de la mañana, silencio en Santa Cruz de Cádiz

13 abril 2017

send email
print this page
El paso del Cristo del Perdón por el Campo del Sur en la Madrugada del Viernes Santo de 2016.Madrugada del Viernes Santo. Tres de la mañana. Silencio en Santa Cruz. Las calles de Cádiz son recorridas por varios cortejos procesionales de inmensa devoción, Nazareno, Medinaceli o Descendimiento, pero, tres de la mañana, sólo hay silencio en Santa Cruz. El contrapunto de la Madrugá gaditana, una cofradía señera, con uno de los misterios más espectaculares de la Semana Mayor, permanece en su templo. El Señor del Perdón ni siquiera ha sido trasladado al paso y sigue clavado a su cruz en su capilla, perdonando a unos y a otros, a todos, como lleva haciendo desde que el mundo es mundo.

El Perdón no procesionará la próxima madrugada y algunos hermanos no se hacen aún a la idea. Pero sin duda un hombre que vivirá el día de hoy con una gran intensidad es Adolfo Morera, capataz del paso de misterio del Perdón desde el año 2002 y que reconoce que está pasando una semana complicada. "Tengo una sensación extraña con esta Semana Santa desde antes incluso de que empezara. El Domingo de Ramos acompañé a la cuadrilla del misterio de Borriquita y me vino bien para distraer la cabeza un poco, pero el lunes ya todo volvía a estar igual".

Porque Adolfo recalca que estamos hablando "de muchos sentimientos, de mucha devoción, y saber que cuando llegue la Madrugá no vas a estar ahí con el Señor te afecta mucho".

De hecho, para intentar paliar ese dolor, el capataz del Perdón reconocía que la liturgia de esta noche intentará que sea lo más parecida posible. "Hemos quedado para cenar toda la cuadrilla, vamos a pasar un rato juntos, este año con más motivo si cabe, unidos, y pensando que la cuenta atrás de la procesión de la Madrugá de 2018 ya ha comenzado. Queremos hacer grupo y pasar este momento juntos", dijo.

Morera lleva de capataz de manera ininterrumpida desde el año 1996, y en 2002 cogió el martillo del Perdón. Reconocía a este diario que durante la polémica incluso barajó la posibilidad de irse a la Sierra el Jueves Santo, "pero al final no he sido capaz de hacerlo, así que voy a estar con mi cuadrilla. Intentaremos animarnos porque ya ha habido bastante negatividad en las últimas semanas".

El capataz de El Perdón considera que "se va a notar mucho la ausencia de la cofradía en la calle".

"Quienes más pierden somos los hermanos, claro, pero también hay daños colaterales por este desacuerdo, porque la hostelería de la ciudad también se va a resentir, la propia Madrugá", indicó.

Por último confió que la Semana Santa de 2018 no se complique y que haya un entendimiento entre todas las partes para que el Perdón pueda realizar su Estación de Penitencia con normalidad.

Y de capataz a capataz. Aunque ya no lleva el martillo, Juan de Dios Santana fue durante 14 años capataz de la Virgen del Rosario de la hermandad del Perdón y siete años del paso de misterio junto a su hermano Antonio. "Empecé en el año 83 ayudando al Rubio del Aceite y este año es totalmente anormal que no salga, porque no se trata de la meteorología, sino que es una circunstancia que no llego a entender muy bien, porque no sé cómo no han sido capaces de ponerse de acuerdo. Me consta que el hermano mayor lo ha intentado pero no entiendo que por una cuestión de horarios una cofradía así, de este calado, se quede sin procesionar. La Madrugá estaba ya herida de muerte y esto puede ser la puntilla", dijo.

Al preguntarle a Juan de Dios cómo va a vivir este día aseguró que "pues con mucha tristeza, porque ha sido mi hermandad de toda la vida. Mi hijo, que tiene 20 años, era hermano antes de nacer. Y esta Semana Santa está siendo totalmente distinta para mí. Así que supongo que veré pasar a las hermandades en mi silla en Palillero y me iré a mi casa con una gran tristeza. La Semana Santa de Cádiz no puede permitirse la ausencia del Perdón"

Decepcionado está también Luis Núñez, gerente del Catering del Grupo El Faro y que ha tenido una gran vinculación con la cofradía de Santa Cruz desde toda su vida. "Sin el Perdón la Madrugá de Cádiz se queda un poco colgada", dijo. "Lo que sí puedo decir es que el Perdón no ha tenido la culpa de que la Madrugá se pierda en Cádiz. No sé por qué el Consejo permitió la salida de Sanidad de su día habitual. A mí me duele que el Perdón no esté, que no salga".

Luis reconoce que hace ya muchos años que dejó de procesionar, "pero he sido hermano desde los 10 años y creo que la Madrugá sin El Perdón está un poco vacía de contenido, a pesar de las grandísimas hermandades que hay, con una historia impresionante y un valor incalculable, pero no creo que nuestra Semana Santa se pueda permitir el lujo de que una cofradía como El Perdón se quede sin salir".

Al preguntarle si él hubiera aceptado salir con esos 50 minutos de adelanto indicó que "pues no sé, posiblemente, aunque igual había seis saeteros cantando con el paso en la puerta de Santa Cruz una hora. No lo sé, lo que sí tengo claro es que es una pena porque por una cosa o por otra se están cargando la Semana Santa de Cádiz. No sé si los que dicen que hay gente que está loca por irse para la Madrugá en Sevilla tendrán razón, no lo sé, pero es evidente que la Junta de Gobierno se tiene que sentar con el Consejo para que esto se aclare y no vuelva a suceder. ¿Por qué Cádiz siempre tiene que destacar por noticias negativas? No lo entiendo. Y me duele en el alma porque me duele mi ciudad.

¿Y qué hará Luis Núñez esta madrugada? "Pues acostarme pronto. Veré el Medinaceli y para mi casa".José Carlos Cotorruelo es otro hermano del Perdón que se encuentra muy afectado por el hecho de que su hermandad no procesione este año. "Estoy muy triste, francamente. Desde el Domingo de Ramos vas viendo a la gente ambientándose, trabajando en sus pasos, y sabes que el tuyo no va a salir, eso da muchísima pena".

Aun así, reconoce que está de acuerdo con la decisión que ha tomado la Junta de Gobierno. "Es algo que viene recogido incluso en los estatutos de la hermandad. Creo que no se ha tenido el mimo suficiente por mantener una tradición así".

José Carlos recuerda que con 10 años "mi madre me acostaba a las tres de la tarde, sin sueño y nervioso, para que descansara y pudiera salir de penitente a las tres de la mañana. Son muchos recuerdos".

Y explica que "lo que más pena me da es que después de unos años viviendo en Arcos quería que mi hija, de tres años, pudiera ver al Perdón en la calle, y no va a poder ser. Llevo 34 años de hermano y estoy pasando unos días muy triste".

José Carlos ha salido como penitente y también cargando, "en los años 90", "ahora ya no lo hago, pero siempre quiero ver a mi cofradía en la calle. Espero que el año que viene se pueda solucionar este problema porque la Semana Santa de Cádiz no se puede permitir quedarse más veces sin su Perdón. La Madrugá está perdiendo poco a poco su esencia y ya va siendo hora de que alguien le ponga freno. Lo vamos a perder todo en Cádiz, y hay que defender nuestras tradiciones".

Sobre lo que hará esta Madrugá aseguró que "pues a las tres de la mañana espero no estar en la calle porque me voy a morir de la pena", aseguró.

Iván Roa es cargador del misterio y este año no podrá pasearlo por Cádiz. "Lo llevo con mucha tristeza. Es un sentimiento que a todos nos pasa. La pena es haber llegado a esta situación. No busco culpables, pero creo que este conflicto era evitable. Estoy triste por no salir y por el motivo, porque si está cayendo un chaparrón tremendo pues te resignas, pero algo así no lo había vivido nunca. Es una sensación muy extraña y dolorosa".Al preguntarle si cree que las dos partes, tanto la Junta de Gobierno como el Consejo, deberían haberse entendido mejor dijo que "pues sí, me parece que ha faltado algo. No he estado en las reuniones, pero creo que se tendría que haber tenido un poquito más de gana por encontrar una solución y que El Perdón procesionara".

Sobre cómo está viviendo esta semana indicó que "yo cargué el Domingo de Ramos en Amargura, pero saber desde tan pronto que no vas a poder hacerlo en el Perdón es complicado de digerir. Creo que la cosa se enrocó de una manera muy grande y ninguna de las partes ha querido ceder. Esto es así y al final no es que hayan perdido sólo ellos, ha perdido todo el mundo".

Iván lleva cargando el misterio del Perdón desde el año 2002 con Adolfo Morera, "aunque un año saqué a la Virgen del Rosario con la cuadrilla de Amargura, porque me apetecía ir un día debajo del paso de la Virgen".¿Y cómo vivirá la Madrugá? "Pues se me va a hacer muy raro, ya no sólo por no cargar, sino por no ver la Cruz de Guía en Santa Cruz a las tres de la mañana. Desde los ocho años he salido como penitente del Perdón y lo vives de una manera especial. Además, la Madrugá sin El Perdón no es lo mismo porque la cofradía le da un extra. Hay grandes hermandades en Cádiz esa noche, pero El Perdón daba ese punto de barrio, de bulla por así decirlo, se le daba ese puntillo a una noche con todas las hermandades de silencio. Y esa recogida, a las mismas claras del día, era un gran aporte que no va a tener este año. Se va a echar de menos".

http://www.diariodecadiz.es/semanasanta/manana-silencio-Santa-Cruz_0_1126388000.html

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deje su Opinión...

 
Realizado Por Grupo CofradiasTv | Publicado para Blogger .
© Copyright 2011 CofradiasTv Todos los Derechos Reservados.