En busca de la sombra de un Martes Santo que funcionó como un reloj en Sevilla

12 abril 2017

send email
print this page
Avisaba Meteorología que había que las temperaturas irían en ascenso y que superarían los 30 grados. No se equivocaron. El calor en las horas centrales del día era a veces sofocante y dejó a mucho público en casa a la espera de la atardecida, que fue cuando se produjeron las mayores masificaciones. El reto mientras se contemplaba una cofradía era colocarse a la sombra. La sombra era lo que buscaba también el Consejo de Cofradías para armarse de razones y proceder a dar un giro completo al Martes Santo, cogido siempre con alfileres. Pero ayer, el compromiso al que llegaron las hermandades lo cumplieron y todo funcionó como un reloj. El día acabó cuadrado en Carrera Oficial. Así que, por una vez, este cronista puede evitar hablar de horarios, algo tan cansino, y centrarse en lo verdaderamente importante, que era la majestuosidad de las cofradías, que ya necesitaban un día como el de ayer, tras ser castigado excesivamente por la lluvia en los últimos años.

El Cerro
Ya lo decía el hermano mayor del Cerro, José de Anca, delante del palio de la Virgen de los Dolores:«Lo importante es que no llueva, el calor es lo demenos». Claro que sí, aunque a algunos nazarenos se les dobló el cirio haciendo una U muy fotogénica. Allí, en el Cerro, el inicio del Martes Santo es, sin lugar a dudas, uno de los momentos más emocionantes de la Semana Santa. La salida de esta cofradía bien puede equipararse a lo que viven Triana o la Macarena con sus Esperanzas. Es una explosión de júbilo y el barrio, que es más bien un pueblo dentro de Sevilla, se prepara con esmero. Sólo hay que leer hoy a María José Morón en ABC para comprender cómo es un Martes Santo en uno de los barrios más populares de la ciudad.

El mérito que cada año tiene esta hermandad en este 2017 se multiplicó teniendo en cuenta los más de 30 grados que soportaron los nazarenos por las largas avenidas que conducen al Centro. Pero este barrio de trabajadores y gente honrada se materializa en la cofradía, que es un auténtico ejemplo. Justo a las 12.12 horas del mediodía, «el Cristo ya es del barrio». Se lo decía a sus hombres Paco Reguera antes de coger ese andar largo característico del paso. El barrio estaba aún contenido, hasta que tras los himnos de Andalucía y España para recibir a la Virgen de los Dolores sonó «Coronación», con esa zambra que vuelve loco al barrio entero. Pétalos y más pétalos desde los balcones engalanados, vivas de todos los colores y la clásica suelta de palomas, tantas como estaciones de penitencia lleva la hermandad. Una de ellas llega a agarrarse en el interior de las bambalinas del palio hasta que decide marcharse. Un vecino daba en la clave: «Eres tan bonita que hasta el Espíritu Santo ha querido quedarse contigo».

San Esteban
Pasaban las cuatro menos cuarto cuando se abría la ojiva de San Esteban. La sombrita que daba en el tramo que va hacia la Plaza de Pilatos era un oasis en el desierto. El cielo eran tan azul como las túnicas de los nazarenos que ayer hicieron una estación de penitencia muy dura. La salida de ambos pasos fue limpia, perfecta. Gran estreno de Pepe Andreu al frente de las cuadrillas, sobre todo en la complicadísima maniobra del palio entre los dientes de la puerta. El nuevo recorrido, si bien restó belleza escénica, fue mucho más práctico y con estampas preciosas como la del imponente contraluz al paso de la Burla en la esquina de Boteros y Salés y Ferré, donde el mejor aforamiento fue el que mandaba el sol, que apretaba con fuerza. El paso de palio llegaba en torno a las 17.45 horas a la Alfalfa, donde sonó «Rocío».

Los Javieres
En ese instante, en la Alameda no había ni un alma, todas iban en el crucificado. La cofradía sufrió el sol de pleno. El calor sofocante de la tarde dejó estampas de semanas santas en blanco y negro. El crucificado venía solemne, con esa forma de andar tan característica que le imprime la familia Palacios. Aparecía enmarcada entre las columnas de Hércules la Virgen de Gracia y Amparo, acompañada del San Juan de Montes de Oca. Un pequeño inciente ocurrió acuando algunos metros después de la salida, el brazo izquierdo del San Juan se soltó de su sujeción, siendo recolocado antes de entrar en Carrera Oficial. Ya de regreso, la hermandad pasó por una calle Santa Ángela que este vez no tenía vallas ni estaba aforada, todo lo contrario que el Domingo de Ramos con la Amargura. Hay quien habla de mano negra.

Los Estudiantes
Alivio es lo que sentían los nazarenos de Los Estudiantes cuando abandonaban la solana del Postigo y se adentraban en las calles del Arenal donde daba la sombra. A pesar de ello, con apenas hora y media en la calle estos nazarenos llegaban castigados. Por los ojos del antifaz se les veía el sudor. En Gamazo, una joven tuvo que abandonar la fila y entrar en el frescor de un zaguán por una lipotimia. El Cristo llegaba a la Puerta del Arenal a eso de laenal a esso desde la calle Adriano. La zona del Postigo recibía a la cofradía completamente aforada, y eso que por la zona de Dos de Mayo y Arfe estaba casi vacía. Así pasó la dolorosa, eso sí, bellísima a los sones de «Procesión de Semana Santa en Sevilla» y «Amarguras». Delante, un numeroso grupo de monaguillos cuyos paveros iban mojando el pelo con agua para refrescarlos.

San Benito
En el otro extremo del Casco Antiguo, el misterio de San Benito llegaba a la iglesia de Santiago, siendo recibido por la hermandad de la Redención. Vaya cómo iba andando ayer el paso de la Presentación. Si hubiera un aplausómetro, éste se llevaría la palma. Uno de los pasos más esperados del día, sobre todo para comprobar si con el cambio de capataces, el relevo de Carlos Morán por Jesús Candela, se iba a notar. La respuesta fue negativa:el paso sigue yendo sobrado de compás, con una simbiosis única con la agrupación musical que, ayer, no le tocó en la salida. Lo hizo la banda del Cristo de la Sangre, en un momento para la historia ya que no se recuerda a este paso a los sones de cornetas y tambores.

La Candelaria
Tañen siete veces las campanas de San Nicolas en el momento justo en que se hace el silencio. La campana de la banda de las Tres Caídas también avisan:«Via Crucis de Salud». El Nazareno llevaba un exorno floral precioso a base de claveles de un color tirando al morado. Eran las 19.40 y el paso de palio comienza a bajar la empinada rampa que conecta las dos puertas del templo. Están descuadradas y la salida es muy complicada. Aún así, José Miguel Gallardo lo borda y pone a la Candelaria en la calle cuando el calor empieza ya a remitir. Los rayos de sol se cuela por la malla del palio y hace un juego de luces hermosísimo en el interior, iluminando la cara de la dolorosa. Álex Ortiz forma un lío en Muñoz y Pabón, que hasta Carlos Herrera le grita ole y le toca las palmas. El palio de la «Reina del Martes Santo» olía y andaba que daba gloria. Qué gusto da ver andar un paso de palio con gracia.

Dulce Nombre
De San Nicolás, a SanLorenzo, cuando el sol va cayendo por el Aljarafe y se encienden, a eso de las nueves, las luces en la plaza de la Gavidia. pasa la cofradía del Dulce Nombre a ritmo lento, esperando a que terminen de entrar en Carrera Oficial SanBenito y la Candelaria. El misterio aparece desde Cardenal Spínola y, de una chicotá de dos marchas, se planta en la Concordia. Sonó «Sagrado Decreto», una de las mejores marchas compuestas en los últimos tiempos y el paso, el contrapunto al misterio de la Presentación al Pueblo, andaba de forma magistral. Igual que el palio, otro de los que se mueven con gracia. Magnífica la elección musical. Sonó «Virgen de las Aguas» y «Coronación de la Macarena». El año que viene se verá restaurado el manto, que se verá en todo su esplendor.

Santa Cruz
La última cofradía del día atravesaba un Salvador repleto de público, que ya sí abarrotaba el Centro. Sevilla redescubrió ayer el canasto neogótico del paso del Cristo de las Misericordias, una verdadera maravilla. El paso de palio pasaba por la plaza del Salvador a los sones de «Macarena» de Cebrían, a los sones de la banda de Tejera, que es sinfonía pura y dura. Ya había caído la noche, comenzaban los regresos a una temperatura agradable. Sevilla recuperó el Martes Santo.

http://sevilla.abc.es/pasionensevilla/actualidad/noticias/busca-la-sombra-martes-santo-funciono-reloj-110551-1491946845.html

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deje su Opinión...

 
Realizado Por Grupo CofradiasTv | Publicado para Blogger .
© Copyright 2011 CofradiasTv Todos los Derechos Reservados.