_

Agravios comparativos y otras injusticias musicales

08 abril 2017

send email
print this page
Vuelve a surgir, con la cercana Semana Santa, la figura del crítico musical, experto siempre en analizar las nuevas composiciones y, pese a todo, criticarlas por su juventud o porque los compositores no tengan un diploma emitido por un conservatorio de música.

Soy de una zona de España, El Bierzo, que durante dos siglos ha vivido del carbón, aquí los mayores empresarios surgieron picando desde jóvenes carbón en el pozo de la mina y acabaron siendo los mayores empresarios del norte de España, pero nadie les pidió el título de Empresariales, es decir no por ser empresario se es licenciado en empresariales, ni ser licenciado en empresariales te convierte en empresario. Este ejemplo me sirve igual para la música, tener una carrera de conservatorio no te convierte en músico y al revés.

En el mundo cofrade, donde todos debíamos de ser hermanos, las envidias han hecho que sólo sea una lucha entre críticos y músicos. Últimamente cuando leo opiniones, veo como no dejan de meterse con los músicos que componen la melodía de las marchas porque no las han plasmado en un pentagrama o han compuesto todas las voces de la partitura.

Componer una melodía te convierte en compositor, aunque no todas las marchas sean buenas, solo porque ponga en la partitura como año de composición 2016 o 2017 ya se tienen que enfrentar a las críticas innecesarias de los que por tener un diploma consideran que son mejores las partituras que ponen 1920 o 1960, pero ¿todas las partituras compuestas en el siglo XX son buenas? ¿algún día entrarán en el mundo de las marchas de banda de música?

Nadie niega la calidad musical de “Caridad del Guadalquivir” pero ¿es mejor que “La Madrugá” solo porque sea más popular? o quizás para ellos es que todas las marchas de palio sean perfectas. Para mí no.

Espero que los críticos con los compositores que crean con herramientas como Encore o Sibelius, lo sean también con aquellos que componen en papel, porque la calidad de una marcha procesional no se mide en qué está compuesta o como, ni en el año en el que está compuesta, no solo hay que ser crítico si es una marcha “aflamencada” solo porque si, hay que ver si esa composición dignifica a lo que está dedicada, a la figura del Señor o su Bendita Madre, que es para quien se compone, no para el público que puede estar presente. Seamos justos, no usemos la crítica para destruir, sino para mejorar.

http://www.gentedepaz.es/agravios-comparativos-y-otras-injusticias-musicales/

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deje su Opinión...

 
Realizado Por Grupo CofradiasTv | Publicado para Blogger .
© Copyright 2011 CofradiasTv Todos los Derechos Reservados.