_

Una preparación atípica en Cadiz

03 marzo 2017

send email
print this page
El tradicional 'pollino' del misterio de Borriquita, que este año saldrá desde San José.Empiezan las semanas más intensas del mundo de las hermandades. Unas semanas que serán especialmente atípicas en tres escenarios, en tres iglesias y casas de hermandad, en tres grupos de hermanos que afrontan esta Cuaresma con sensaciones especiales que la diferencian de las anteriores y, seguramente, de las que están por venir.

Atípica será la Cuaresma de Borriquita, la primera desde su regreso a la parroquia de San José. Con ilusión y con mucho trabajo están viviendo sus hermanos la agenda que tienen por delante estas próximas semanas, especialmente su salida procesional del Domingo de Ramos, donde el cortejo estará doce horas recorriendo las calles de la ciudad. "Todo está cerrado y preparado. Ahora hay que ir cumpliendo con el plan previsto", afirma el hermano mayor de la corporación, Ignacio Ortiz, "muy ilusionado" con la Cuaresma que hoy comienza.

Este año 2017 servirá todo de prueba piloto y de experiencia de cara al futuro. Y la hermandad lo afronta con un importante handicap, al mantener todavía la casa de hermandad (donde se almacenan todos los enseres y los pasos procesionales) en la calle Vea Murguía, muy alejada de su templo de extramuros. "Estamos divididos", señala Ortiz, que explica que los cultos, lógicamente, serán en San José pero que el reparto de túnicas se mantendrá en Vea Murguía "porque es mucho más cómodo". Esta división afecta de lleno a los montajes, para los que será necesario ir llevando enseres de un lado a otro paulatinamente, e incluso hacer uso de varias furgonetas que se alquilarán en su momento para llevar todo lo necesario para el triduo y el Domingo de Ramos. En el lado positivo de este capítulo, cuenta Borriquita con todo el apoyo de su 'nueva' parroquia, que ha cedido varias estancias donde podrán ir almacenando todo lo necesario para estas próximas semanas. "Y a partir de la experiencia de este año se irán viendo soluciones de cara al futuro", concluye Ortiz sobre este respecto.

Adaptarse a la nueva realidad será la clave para la Cuaresma de Borriquita. Una adaptación técnica -en relación al traslado de los enseres que antes se hacía al Carmen y ahora a San José- y horaria, ya que la de extramuros es una parroquia "donde siempre hay algo" y hay que hacer un esfuerzo por ajustarse. En este sentido, recuerda el hermano mayor cómo en el templo de la Alameda "el montaje de los pasos se hacía con la iglesia cerrada durante una semana", algo que no permite la actividad de San José, lo que obligará a los cofrades a adaptarse a los horarios de apertura y cierre del templo para realizar las labores propias de montaje. "Pero está todo planificado", señala.

También se está planificando posiblemente el reto más difícil de la hermandad con el cambio de sede: la salida procesional. De cara al Domingo de Ramos, se han hecho una serie de cambios y ajustes en los pasos procesionales, sustituyendo incluso la parihuela del palio por una nueva, para aliviar peso y permitir superar las dimensiones de la puerta de la iglesia; se están realizando los oportunos ensayos con las cuadrillas de cargadores de ambos pasos "para concretar las formas de andar para ir rápido pero sin hacerlo mal"; y se ha puesto en marcha una planificación por parte de Fiscalía que incluye lugares donde los hermanos podrán abandonar la fila para aliviarse, hidratarse o alimentarse algo antes de volver a incorporarse. "Cuando se decidió salir y entrar desde San José, se puso en marcha todo el trabajo", resume Ignacio Ortiz.

Igualmente atípica será también la Cuaresma de la cofradía del Nazareno del Amor, que si bien mantendrá la misma configuración del calendario de actos y cultos, afronta estas próximas semanas con una situación un tanto excepcional. Hace apenas doce días que se celebró el cabildo de elecciones, dotando a la hermandad de una nueva junta de gobierno después de meses de intervención eclesiástica. Junta que hasta pasado mañana no tomará posesión de sus cargos, y que asume el difícil reto de organizar todo lo relativo a los cultos establecidos en las reglas y a la salida procesional sin apenas tiempo de aterrizar en la cofradía. Con un inconveniente añadido que tuvieron que solventar la pasada semana con la renuncia de los capataces de ambos pasos y el nombramiento de unos nuevos; y teniendo en cuenta, además, que el cabildo estaba inicialmente previsto para el 3 de febrero y luego se retrasó quince días más.

"El trabajo es el mismo que siempre. Pero sí es cierto que un equipo que no supiera manejar estos asuntos se le vendría todo encima", valora el hermano mayor, Manuel Mota. Y es que la mayoría de miembros de la actual junta de gobierno ya venían años atrás realizando las funciones propias de montaje de cultos y pasos o de reparto de túnicas y organización de la cofradía en la calle, por lo que asumen unas tareas de aquí al Lunes Santo que prácticamente dominan.

Por ahora, lo único que ha podido hacer la junta de gobierno -además de nombrar a los nuevos capataces- es "lanzar la planificación de toda la Cuaresma, que a contrarreloj se va a enviar estos días por carta a los hermanos". "No podíamos empezar de cero a partir del cabildo", comenta Mota, que antes de las elecciones ya había esbozado con su equipo todo lo relacionado con las fechas marcadas en el calendario cuaresmal del Amor y con las gestiones necesarias para los cultos internos y externos. Muchas otras cosas relativas a la gestión de la hermandad ni siquiera se han podido hacer aún, "pero la primera misión era salir airosos de la Cuaresma y la Semana Santa", explica Mota. Será después del Lunes Santo cuando la nueva junta empiece a gestionar la totalidad de áreas de la corporación.

Y si atípica es la Cuaresma de Borriquita y del Amor, donde trabajan intensamente en la celebración de sus cultos en las próximas semanas, también lo es -y en qué medida- la de la cofradía del Perdón. La polémica por el horario de salida impuesto este año a la corporación de la Madrugada sigue sin resolverse del todo. Aunque la autoridad eclesiástica ha dado ya por bueno el horario fijado por el Consejo, sin más posibilidad de recurso por parte de la hermandad, la junta de gobierno ha optado por elevar consulta por esta cuestión a los hermanos, citados a un cabildo extraordinario para el próximo 17 de marzo. Y esa convocatoria deja en el aire qué ocurrirá finalmente con la salida procesional de esta cofradía. Es más, incluso plantea dudas con respecto a una posible decisión del cabildo de no efectuar este año la estación de penitencia.

La tradición horaria de las tres de la Madrugada o unos problemas horarios con las bandas que acompañan a los dos pasos (la agrupación musical Sagrada Cena y la de música Maestro Guerrero de Chiclana, en concreto) que obligarían a la hermandad a recorrer los primeros metros de procesión sin música son algunos de los argumentos que ha esgrimido la junta de gobierno de esta cofradía de Santa Cruz para reivindicar que se mantenga su horario habitual.

Dentro de 16 días se resolverá, por tanto, este último interrogante que queda pendiente ante el inicio de esta Cuaresma que se presenta con tres escenarios especialmente atípicos. Empieza la cuenta atrás.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deje su Opinión...

 
Realizado Por Grupo CofradiasTv | Publicado para Blogger .
© Copyright 2011 CofradiasTv Todos los Derechos Reservados.