_

El Titulus de la Cruz De Cristi (El Cartel de su Condena)

20 febrero 2017

send email
print this page
Todos conocemos que a Cristo, en su Cruz, le pusieron un cartel rematando la misma donde indicaban quién era. Esa pieza de madera, es el Titulus damnationis (Título de la condena) como lo llamaban los romanos.

El Titulus Crucis se conserva desde hace siglos en la Basílica de la Santa Croce (Santa Cruz) en Roma.

basilica santa croce

y tiene las siguientes características físicas:

Tiene 687 gramos de peso, 25´3 centímetros de largo, 14 centímetros de alto y 2,6 centímetros de grosor. Está hecho de madera de nogal mediterráneo (Juglans regia), árbol originario del Mediterráneo oriental y de Oriente Medio, muy valioso por su alta resistencia.

La tabla tiene bordes muy deteriorados y una parte del margen superior se perdió lo que impide leer el texto en hebreo que tiene grabado, mientras que tiene casi intacto el lado izquierdo.
reliquia titulus roma


detalle titulus damnationis

El porqué se conserva tan bien se debe a que tal y como dice la tradición fue encontrado dentro de una cisterna en donde estuve unos 300 años. Sin duda esto es muy verosímil, ya que la madera se conserva extraordinariamente bien en ambientes con alta humedad o con limo (como el caso de esa cisterna).

La tabla en su parte central conserva restos de tinta gris calcárea y otros de color negro en algunas letras. Esto corrobora lo que ha aportado la arqueóloga María Siliato, quien tras estudiar otras tablas (titulus damnationis), afirma que para que las letras grabadas en la madera fueran bien visibles sobre la tabla se aplicaba una capa blanca de yeso y luego se pintaban las letras en rojo o negro indicando el motivo de la condena.

Fue a raíz del viaje que hiciera la Emperatriz Helena a Jerusalén (entorno al 325 d.C.), con la intención de descubrir el emplazamiento donde Jesucristo murió y donde fue sepultado, cuando se halló ésta y otras reliquias (entre ellas la Cruz). Así aparece reflejado en Historia Eclesiástica (cf. X7), obra del historiador Rufino:
(…) Elena, la madre de Constantino, una mujer incomparable por fe, religiosidad, inigualable grandeza moral, se fue de viaje (...) a Jerusalén y allí se informó entre sus habitantes acerca del lugar en el que el cuerpo de Jesús había sido clavado a la cruz. Este lugar era muy difícil de individuar porque los primeros perseguidores habían erigido allí una estatua a Venus, ya que, cuando un cristiano quería venerar a Cristo en aquel lugar, parecía que rendía culto a Venus. Por esta razón, aquel lugar era poco frecuentado y casi había caído en el olvido".

De hecho, Macario, obispo de Jerusalén indicó al emperador Constantino, el año 331, la aparición de tres cruces cerca del casco urbano de Jerusalén; una tenía un trozo de madera unido a un stipe que es el travesaño vertical de las cruces. Esa pieza de madera que estaba escrita y unida al stipe fue mandada separar por Helena, madre de Constantino, de modo que una parte (la tabla conservada) viajase a Roma, la ciudad imperial, y otra quedase en Jerusalén (parte derecha de la que las crónicas hablan hasta el s.VI d.C. pero que desapareció).
Nuevamente las crónicas escritas nos dejan evidencias sobre estos hechos y el historiador Sozomeno (400-450 d.C.) ya hablaba de esta pieza diciendo:

“Fueron encontradas tres cruces y otro pedazo de leño sobre el cual en color blanco resaltaba escrito en caracteres hebreos, grecos y latinos: Jesús de Nazaret, rey de los judíos”

Todo concuerda con la reliquia conservada en la Basílica de Santa Croce, incluso en el detalle del orden de los idiomas (hebreo, griego y latín), lo que tiene mayor fuerza porque en el Evangelio de San Juan que fue testigo ocular de la Crucifixión y estuvo al pie de la Cruz, se lee:

Juan 19, 19-22:
“Escribió un título y lo puso sobre la cruz; estaba escrito: Jesús Nazareno, Rey de los judíos. Muchos de los judíos leyeron este título, porque estaba cerca de la ciudad el sitio donde fue crucificado Jesús, y estaba escrito en hebreo, en latín y en griego".
La tablilla indicaba la causa poenae, es decir, “la causa de la pena” y esta pena era la de ser “Rey de los judíos”.
Pero... ¿Por qué poner “Rey de los judíos” en esa tablilla? Pues se puso porque realmente era la acusación de pretensión de realeza alegada por el Sanedrín ante los romanos, aunque realmente lo que los judíos no aceptaban era que Jesús se declarase Mesías e Hijo de Dios. 

Esto fue utilizado como pretexto por Pilato que lo aceptó como “causa” de la condena: “el acusado ha sido identificado como el rey de los judíos”. Y es que un juez romano no podía acusar a un judío por disputas religiosas (esto no era de su competencia). No podía castigar a Jesús por ser “Mesías”, pero sí podía castigarlo y juzgarlo como opositor a la jurisdicción romana y oponente político.
Por tanto ha de quedar claro que si Pilato hubiera hecho caso a los miembros del Sanedrín y hubiera acusado a Jesús por un asunto religioso fuera de su competencia, podría haber sido acusado por procedimiento ilegal.
El carácter trilingüe del títulus se relaciona con un hecho común para los carteles públicos de la zona en esa época. El I.N.R.I., estaba escrito en hebreo (arameo) como lengua local del pueblo, en latín porque era la lengua de la administración imperial romana y en griego porque era el idioma común y culto de todo el imperio romano, el cual se usaba en las transacciones comerciales, contratos, estudios y en los procesos jurídicos.
Como curiosidad, las letras aparecen invertidas, es decir escritas de derecha a izquierda, por lo que podemos deducir que hubo de ser escrito por un judío, acostumbrado a escribir en su lengua materna (de derecha a izquierda), un hombre sin gran cultura ni dominio de los idiomas, de ahí los errores al escribir en latín y en griego (porque en griego se debería escribir “Nazarios” en lugar de “Nazarenos”).
titulus escrito de derecha a izquierda
 Las letras si fuesen escritas de izquierda a derecha, se leerían así:
titulus escrito de izquierda a derecha

 Lo que se puede leer es:

1ª línea En hebreo: (es ilegible) pero la grafia es propia del tipo de escritura del s.I-IV d.C.

2ª línea en griego: (…) NAZARENOS (…) Con la Epsilon tal y como se escribía en el s.I d.C.

La letra omicron también está escrita según la grafia usada en el s.I d.C.  (no se usó entre el s.II-IV d.C. y volvió a partir del s. VI en el Imperio Bizantino).

grafia letra omicron


La grafia de la letra alfa sólo se usó así entre el sI-III d.C.

grafia letra alfa


3ª línea en latín: (…) NAZARINVS  RE (…)


El texto, tal cual, se parece al texto evangélico de San Juan (Jn, 19:19), dado que es el único  en el que aparece la palabraNazareno.

El texto completo que debió tener la tablilla sería:

1ª línea en hebreo:
ישוע הנצרי מלך היהודים   = - ioshua ha-notzri melej ha-iehudim = Jesús Nazareno Rey de los Judíos 
( י – ה – מ – ה: siglas IHMH )

2ª línea en griego:
IC=ΙΗΣΟΥΣ ΧΡΙΣΤΟΣ =Jesús Cristo 
NAZARΣNOC=Nazareno
ΒΑΣΙΛΕΥΣ=Rey 
IOΔAIΩN= Judíos (siglas INBI )

3ª línea en latín:
I=Jesús
NAZARENVS=Nazareno 
REX=Rey  
IUDAEORVM=Judíos (siglas INRI )

recreacion titulus completo

http://alcielocofrade.blogspot.com.es/

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deje su Opinión...

 
Realizado Por Grupo CofradiasTv | Publicado para Blogger .
© Copyright 2011 CofradiasTv Todos los Derechos Reservados.