Vírgenes y santos con la vara de mando en Granada






Una decena de imágenes religiosas han sido nombradas alcaldes honoríficos perpetuos en la provincia Estos títulos han sido concedidos por gobiernos de todos los colores políticos
El artículo 16 de la Constitución de 1978 establece el carácter aconfesional del Estado, es decir, indica que hay una separación entre las religiones y las instituciones públicas. Sin embargo, son numerosas las condecoraciones y los nombramientos que se realizan a imágenes que representan deidades del catolicismo. En este tema, la provincia de Granada no es una excepción ya que cuenta con, al menos, diez alcaldes honoríficos perpetuos, casi todo vírgenes, nombrados por los propios ayuntamientos. Algunos recibieron el título durante el período de la dictadura de Franco, pero la mayoría fueron nombrados ya con consistorios del periodo democrático, siendo destacable que no sólo los ayuntamientos gobernados por partidos de derechas lo hacen, sino que desde 1979 son mayoría los que estaban regidos en ese momento por el PSOE. 




 También se suele acusar, a veces, de que estos nombramientos obedecen a cuestiones electoralistas de los partidos gobernantes. La razón es que estas condecoraciones vienen acompañadas de actos multitudinarios donde el alcalde terrenal tiene un papel protagonista y, en ocasiones, se celebran poco tiempo antes de que haya elecciones municipales. 

La última incorporación a este elenco de primeros ediles divinos es el de Nuestro Padre Jesús Nazareno, de la localidad de Huétor Tájar, en 2012. 

En la provincia de Granada, el primer nombramiento de alcaldesa perpetua honoraria a una imagen fue el de la Virgen del Martirio, patrona de Ugíjar. Fue el diez de septiembre de 1961 cuando el Ayuntamiento, "en sesión plenaria y por unanimidad, acordó nombrar alcaldesa perpetua a la Virgen del Martirio, patrona de Ugíjar y de toda la Alpujarra", tal y como se recoge en una placa situada en el edificio consistorial. 

Ese mismo año se concedió la distinción a la Virgen de las Angustias, patrona de Alhama de Granada. 

Hubo que esperar hasta 1975 hasta el siguiente nombramiento. Fue a la Virgen de la Piedad, patrona de Baza. Fue en 1975 por acuerdo del Ayuntamiento del 22 de agosto de aquel año. El entonces alcalde del municipio, Luis Morcillo Vita, último alcalde del régimen franquista, fue el encargado de entregarle el bastón de mando a la imagen. El libro de actas del Ayuntamiento recoge la decisión: "Visto el expediente instruido en el que, con las debidas autorizaciones, se propone por su Señoría el Alcalde, el nombramiento de alcaldesa honorífica y a perpetuidad, a la Santísima Virgen de la Piedad; Copatrona de esta Ciudad. El Excelentísimo Ayuntamiento, por aclamación y unánimemente acordó nombrar alcaldesa honoraria perpetua de esta ciudad a la Santísima Virgen de la Piedad, Copatrona de esta localidad; facultándose al Sr. Alcalde para que pueda adquirir los atributos del mando correspondiente y que se le entreguen a la Santísima Virgen, en acto público el próximo 8 de septiembre, con motivo de su festividad, a su paso procesional por la Plaza Mayor", como se recoge en la web de la hermandad bastetana de la Virgen de la Piedad. 

La siguiente distinción llegó en 1987 con el nombramiento de alcaldesa perpetua a la Virgen de las Nieves, patrona de Las Gabias, por el entonces alcalde Jesús Romero Fernández (PSOE). Veinte años después, en 2007, el alcalde socialista Javier Aragón le entregó la medalla de la ciudad, por ser una "deuda pendiente" con la patrona. 

El resto de decisiones de dar el cargo de alcalde a una imagen son muy recientes. De hecho, desde el año 2000 son cuatro los nombramientos concedidos. 

El Pleno del Ayuntamiento de Peligros aprobó en 2007 el nombramiento de alcalde perpetuo y honorario a San Ildefonso, patrón de la localidad desde 1568. El alcalde por entonces, el socialista Jesús Huertas, justificó esta decisión, propuesta por la Hermandad de San Ildefonso, en que era su "deber honrar la imagen del patrón, fruto de la devoción popular". El PP alabó la propuesta e IU se negó. La imposición del bastón de mando se entregó en enero de 2008 en la fiesta del patrón, para lo que se elaboró un bastón con empuñadura de plata. 

En 2010, el Ayuntamiento de Almuñécar en sesión extraordinaria del 11 de agosto, nombró a la patrona del municipio, la Virgen de la Antigua, alcaldesa honoraria. La propuesta fue del entonces alcalde de Convergencia Andaluza Juan Carlos Benavides, que expuso la solicitud de la propia hermandad al Consistorio, y contó con el respaldo de PP, PSOE y PA, con el voto en contra del concejal de IU Fermín Tejero. El Ayuntamiento argumentó para conceder el cargo que había que dar respuesta al "sentir popular" de los almuñequeros y los turistas que acuden a la procesión de la patrona el 15 de agosto, durante las fiestas del municipio. Desde entonces, la Virgen luce bastón de mando y tiene la medalla de la ciudad. 

Un año después, en septiembre de 2011, fue el municipio de Brácana (Íllora) el que nombró a su patrona, la Virgen de las Mercedes, como alcaldesa, título que recibió el 24 de septiembre, con el PSOE en el gobierno del municipio. 

En 2012 se aprobó el nombramiento a la imagen de Jesús Nazareno de Huétor Tájar, patrón del municipio, como alcalde perpetuo. Ese año, el Ayuntamiento (gobernado por el PSOE) le entregó en la procesión la vara de alcalde con motivo del 75 aniversario de la llegada de la imagen al pueblo. El pleno se celebró el 23 de julio de 2012 y se aprobó por unanimidad. Según el acta, la hermandad solicitó el nombramiento basándose "en la devoción, historia y fervor popular que tienen los hueteños" al Cristo. "Abierto el debate, no se producen intervenciones por los miembros corporativos sometiéndose la propuesta directamente a votación, y el Ayuntamiento Pleno, por unanimidad de los once miembros corporativos asistentes de los 13 que componen la corporación municipal, acuerdan aprobar la propuesta". 

Colomera y Motril tienen reconocida esa alcaldía perpetua a la Virgen de la Cabeza. La actual alcaldesa de la ciudad costera, Luisa García Chamorro, entregó el año pasado también el bastón de mando a la imagen, patrona de Motril. Pero fue en 1635, según fuentes parroquiales, con la ampliación de la ermita y el patronato real, cuando se la norma alcaldesa honorífica. 

En la capital, no hay reconocimiento de alcalde o alcaldesa perpetua para una imagen pero sí se han concedido medallas de oro de la ciudad y de la provincia. 

El Ayuntamiento de Granada ha concedido en los últimos años la medalla de oro de la ciudad a la Virgen del Rosario Coronada y a las imágenes de Semana Santa de la Virgen de la Virgen de la Alhambra, de la Aurora, al Cristo de los Favores (teniendo un réplica la Virgen de la Misericordia) y a la Virgen de la Amargura, esta última concedida este mismo año. Los motivos que acepta el Ayuntamiento es la entrega de la medalla con motivo de las coronaciones canónicas de las imágenes. 

También la tiene la Virgen de las Angustias, patrona de Granada, que se le entregó el año pasado coincidiendo con el centenario de su coronación. Además, recibió la medalla de oro de la Diputación Provincial. 

También suelen ser las imágenes receptoras de fajines y medallas militares. 

Estas decisiones han ocasionado siempre polémica entre los grupos que se niegan a estos reconocimientos religiosos. En el Ayuntamiento de Granada y en toda la provincia, IU siempre muestra su rechazo en defensa de la aconfesionalidad del Estado. Muy activa también en las críticas es, en el caso de la provincia, Granada Laica, que tiene incluso elaborada una base de datos con los reconocimientos de medallas y alcaldes o alcaldesas honorarias a imágenes religiosas. 

"Las creencias son cosas particulares. No estamos en contra de la religión de cada uno pero sí contra el confesionalismo en las instituciones. La vida pública no debe verse afectada", explica el presidente de Granada Laica y vicepresidente de Europa Laica, Manuel Navarro. 

Para Navarro, estas medidas sólo consiguen "segregación" en la comunidad. 

El problema es que estas decisiones no son ilegales. El artículo 16.3 de la Constitución recoge que España es un Estado aconfesional "pero tiene una coletilla al final que dice que el Estado reconocerá y cooperará con la Iglesia Católica, coletilla que utilizan los ayuntamientos para estas decisiones". Después, los reglamentos de honores y distinciones de los municipios suelen ser ambiguos, "por lo que jurídicamente no se puede actuar". La última atuación en los tribunales sobre este asunto ha sido la denuncia de la decisión del Ministerio del Interior de dar la medalla al mérito policial a la Virgen del Amor de Málaga, asunto que ahora está en la Audiencia Nacional.


Fuente: granadahoy




No hay comentarios

Deje su Opinión...